Siete consejos para conseguir contraseñas seguras

Recomendaciones y utilidades para mantener nuestras cuentas a salvo de cibercriminales

por Ismael Marinero Medina /


Disponemos de tantos servicios online, suscripciones y cuentas en redes sociales que, a menudo, optamos por poner la misma contraseña en todas ellas o elegimos claves fáciles de recordar y con pocos caracteres. El problema es que no somos conscientes de los peligros que entrañan este tipo de prácticas, que nos sitúan en un lugar muy vulnerable como víctimas propiciatorias de hackers, estafadores y cibercriminales. Para evitar sustos y restringir el acceso a nuestra información más sensible es importante seguir una serie de pautas.

Claves seguras

La elección de una contraseña segura es fundamental para conservar nuestra privacidad (Wikimedia Commons).

Es fundamental no utilizar palabras o frases de especial importancia personal, como un cumpleaños, una fecha de nacimiento, el nombre de una mascota o el de un miembro de la familia. Son las más fáciles de averiguar, tanto por conocidos como por hackers que investiguen mínimamente nuestro perfil.

No utilices contraseñas predeterminadas, son las que pueden ser descubiertas más fácilmente. Tampoco recurras al clásico 123456. Según los expertos en seguridad de Splashdata, es la contraseña más usada en todo el mundo en 2018, en primera posición de un ránking en el que también figuran 'password', 111111 o 12345678.

RELACIONADO: Cuidado, un nuevo tipo de cibercrimen utiliza la Inteligencia Artificial y tu voz contra ti

Si los ciberdelincuentes utilizan software específico para descifrar contraseñas, cuanto más corta y menos compleja sea tu palabra clave, menos les costará encontrar la combinación correcta de caracteres. Elegir una contraseña que sea difícil de averiguar o romper requiere la creación de combinaciones poco probables de letras, números, mayúsculas, minúsculas y símbolos de entre ocho y diez caracteres como mínimo.

Las contraseñas más importantes son las de las cuentas de correo electrónico y las de las redes sociales. Si alguien obtiene acceso a tu cuenta de email podrá utilizar el enlace "¿olvidó su contraseña?" en sitios web como Amazon o incluso acceder a tus servicios de banca online. Si alguien consigue descifrar el password de tus redes sociales, tendrá la posibilidad de estafar a tus familiares y amigos enviando enlaces a sitios web peligrosos o mensajes fraudulentos pidiendo dinero.

Un buen método para idear y recordar contraseñas complejas es el que recomienda el experto en seguridad Bruce Schneier. Pocas cosas más seguras como elegir frases que sean especiales para nosotros y establecer un código a partir de ellas. Por ejemplo: “mi hija se llama Lucía y nació en 2012” se puede convertir fácilmente en “MiHiSeLlaLuyNaEn*2012_”. El patrón, en el fondo, es sencillo: la primera sílaba de cada palabra, cada una de ellas empezando por mayúscula y con un símbolo como el asterisco entre las letras y los números, y añadiendo un guión bajo al final.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Recuerda actualizar y modificar las contraseñas regularmente. No deberías utilizar las mismas contraseñas en diferentes inicios de sesión y renuévalas, al menos, una vez al año.

Otra posibilidad es utilizar un programa de administración de contraseñas. Este software de seguridad te permitirá manejar automáticamente una amplia variedad de contraseñas, tanto para aplicaciones como para sitios web, simplemente introduciendo una contraseña "maestra". A partir de eso, el programa se encargará de generar y recordar una gran variedad de contraseñas distintas, complejas y seguras para cada uno de los inicios de sesión solicitados. Algunas de las opciones más populares son LastPass, 1Password y RoboForm.