El desafío secesionista vuelve a ser la principal arma electoral para el 10N

La situación en Cataluña se convierte en el tema que centra el debate y Ciudadanos registra una moción de censura contra el presidente de la Generalitat

por EFE /


El desafío secesionista de Cataluña, ahora con una vuelta de tuerca tras las últimas revelaciones de la investigación contra los Comités de Defensa de la República (CDR), vuelve a convertirse en la principal arma electoral para el 10NCiudadanos arranca registrando una moción de censura contra el presidente de la Generalitat. Además, la moción que denominan "de convivencia", previsiblemente, no contará con los apoyos necesarios para salir adelante al no sumar la mayoría absoluta necesaria ni aunque los comunes la respaldaran. Según la justificación de la portavoz nacional de Cs y líder en Cataluña, Lorena Roldán, que se ha postulado como alternativa a Quim Torra, han dado este paso porque creen que esta vez "se han traspasado todas las líneas rojas y se ha puesto en jaque la seguridad".

Lorena Roldán

Lorena Roldán anunciando la moción de censura presentada por Ciudadanos (EFE).

Dos de los siete miembros de los CDR detenidos por tenencia de explosivos y planes para atentar en Cataluña han confesado que planeaban "tomar el Parlamento y que Quim Torra tenía conocimiento de ello y eso es gravísimo". De momento, solo el PP ha comprometido su respaldo a la moción contra Quim Torra y ha pedido al PSC que se sume. Asimismo, el presidente de los populares, Pablo Casado, que ha reunido este lunes a su comité de dirección en Barcelona, ha reclamado al jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que aplique desde este lunes la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña.

Además considera que así se conseguiría que los Mossos -su director, Andreu Martínez, ha dimitido esta tarde- dejen de "recibir órdenes ilegales", y solo después, si "sigue la ilegalidad", se recurriría al 155. También Albert Rivera, en su cuenta de Twitter, ha recordado que lleva semanas pidiendo a Pedro Sánchez que rectifique y ponga en marcha la aplicación de este artículo excepcional para que el Ejecutivo se haga cargo de los Mossos: "Torra es el cabecilla de los comandos separatistas y no puede dirigir a 17.000 agentes". Mucho más lejos ha ido el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha pedido la detención "preventiva" de Quim Torra y ha anunciado que su formación se querellará contra el presidente de la Generalitat.

RELACIONADO: Más noticias acerca de Quim Torra

El pasado lunes, víspera del segundo aniversario del 1-O, se ha hablado mucho de las novedades recogidas en uno de los autos que llevó a prisión a los siete CDR y que apuntan a que Anna Puigdemont, hermana del expresidente de la Generalitat, ejerció de "enlace" entre él, Quim Torra, y los miembros detenidos, algo que ella ha negado. Sobre esta cuestión, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido "que no se hagan especulaciones" más allá de lo que conste en las actuaciones judiciales y ha pedido al presidente de la Generalitat que condene la violencia, en línea con las palabras de este domingo de Pedro Sánchez, que advirtió que si el independentismo vuelve a quebrar el Estatuto, el Gobierno responderá. Esta advertencia ha tenido numerosas réplicas, entre ellas la de Podemos: "Lo que hay que hacer es hablar un poquito más de política y dejar de amenazar políticamente tanto", ha dicho su portavoz, Noelia Vera.

Pero las respuestas más duras han llegado de las filas separatistas, empezando por ERC, cuya portavoz en el Parlamento, Marta Vilalta, ha exigido a Pedro Sánchez que "deje de amenazar a Cataluña con el 155 para ganar votos" y que "deje de actuar como portavoz de la derecha y de la caverna mediática".Gabriel Rufián, portavoz de los republicanos catalanes en el Congreso, ha asegurado que rechazan y condenan cualquier tipo de violencia, lamentando que se trate de vincular al independentismo con actuaciones violentas. Desde JxCAT, su portavoz en la Cámara Baja, Laura Borràs, ha ido también por esta línea al denunciar un "juicio paralelo" para generar un "discurso de violencia" del independentismo mediante un "espectáculo de filtraciones" que ve "inadmisible".

RELACIONADO: Más información sobre la situación política catalana

Prudencia es lo que ha pedido el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, ante las nuevas informaciones sobre la investigación y ha criticado el uso partidista que en su opinión se está haciendo para "generar división en la sociedad" en un momento tan delicado como la sentencia del "procés".