El banco de la amistad, la aplaudida iniciativa de una niña de Burgos para que nadie se quede solo en el recreo

El objetivo es combatir el acoso escolar y crear un espacio donde encontrar apoyo

por Ediziones /


Una estudiante de primaria del Centro de Educación Infantil y Primaria Fernando de Rojas, en Burgos, ha dado el paso, nada más iniciar el nuevo curso escolar, para combatir el acoso escolar ('bullying') en su colegio. Inspirada en la iniciativa de una niña de Florida, la escolar ha pedido a su profesora colocar un "banco de la amistad" para evitar la soledad en el recreo y que todo alumno tenga siempre alguien en quien apoyarse cuando se sienta mal.

Banco de la amistad

El banco de la amistad diseñado por una alumna del Centro de Educación Infantil y Primaria "Fernando de Rojas"  (Getty Images)

El banco de la amistad es un recurso que sirve para combatir el acoso escolar y crear un espacio donde encontrar apoyo, consuelo, ánimos, alegrías y nuevas amistades. Se utilizó por primera vez en un colegio de Florida, en el año 2012, a propuesta de Acacia Woodley, una niña de 10 años con una malformación genética en las manos, como método para combatir la soledad y el acoso escolar, tanto de los que lo hacen como de los que lo sufren.

RELACIONADO: Superhéroes de Marvel, personajes de Disney y los protagonistas de 'Star Wars' lucharán contra el acoso escolar

La iniciativa tuvo tal éxito que se ha ido expandiendo poco a poco a otros lugares del mundo. De esta manera, ha llegado también a España a través de la carta enviada por esta alumna del Fernando de Rojas de Burgos al buzón de sugerencias del centro.

El texto de la estudiante dice así: "Hola Ana, me gustaría que haya un banco de la amistad en el patio del colegio. Tiene que ser de colorines y un cartel que ponga 'banco de la amistad' para quien se sienta solo se siente y alguien le ve sentado y le pregunte: ¿quieres jugar conmigo?".

 

Otra profesora de la escuela compartió la carta en su perfil de Facebook y, en una semana, se ha hecho viral. Muchos han sido los que la han aplaudido la propuesta y compartido su deseo, casi unánime, de expandirla a otros centros educativos españoles.