Huawei Mate 30, la apuesta del gigante chino para competir en el mercado de gama alta tras el veto de Google

Los potentes terminales de la familia Mate 30 están diseñados para competir con el iPhone y el Galaxy Note 10+

por Ismael Marinero Medina /


El pasado mes de mayo, fruto de las tensiones de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, Huawei pasaba a formar parte de una lista negra de compañías vetadas por el gobierno estadounidense, lo que ponía en duda la presencia en sus dispositivos del sistema operativo Android y las aplicaciones de Google. A pesar de las restricciones impuestas por el Gobierno de Donald Trump, el fabricante chino sigue adelante con su hoja de ruta y acaba de presentar en sociedad su nueva joya de la corona, el Huawei Mate 30 y su versión mejorada, el Mate 30 Pro.

Huawei Mate 30

Las cuatro lentes traseras del Huawei Mate 30 Pro se integran en un módulo circular (Huawei).

El evento de presentación que tuvo lugar en Munich sirvió para despejar la incógnita: los nuevos terminales emplearán Android Open Source, una versión libre de licencias para sortear el veto decretado por Trump, pero no incluirán de partida ni Google Play Store ni, al menos de momento, ninguna otra aplicación de las grandes corporaciones tecnológicas norteamericanas, lo que también incluiría Facebook y, por tanto, WhatsApp e Instagram. De momento, desde la compañía afirman que están en conversaciones con Facebook para solventar este y otros escollos legales.

RELACIONADO: ¿Qué pasará con los móviles de Huawei tras el veto de Google?

Los nuevos teléfonos inteligentes están ya disponibles en China y se espera que lleguen a Europa en noviembre, aunque todavía no hay confirmación definitiva de la fecha de lanzamiento en España. Desde Huawei insisten en que pronto encontrarán una manera para que el usuario pueda acceder a las aplicaciones más utilizadas a través de la App Gallery, su propia tienda de aplicaciones, que cuenta ya con 11.000 referencias. Eso sí, no especifican cómo lo conseguirán, ni han fijado un plazo para que sus smartphones puedan competir en igualdad de condiciones con otros modelos de gama alta como el Samsung Galaxy Note 10+ o el iPhone 11.

Pantalla en cascada, fotografía profesional y batería más duradera

Aparte de la lógica preocupación por la ausencia de los servicios de Google, las especificaciones y el aspecto de los tres modelos de la familia Mate 30 impresionan con más cámaras, más potencia de procesamiento y un nuevo y mejorado diseño de pantalla en cascada. Este último es uno de los cambios fundamentales con respecto a anteriores Mate, lo que ellos denominan Huawei Horizon Display, que lleva la pantalla hasta los bordes curvos del terminal. Como novedad, Huawei ha instalado botones capacitivos táctiles invisibles para el control de volumen, en lugar de los tradicionales botones de más y menos, además de insertar el detector de huellas dactilares en la propia pantalla.

El tamaño importa, sobre todo cuando hablamos de las dimensiones de un teléfono que incorpora un panel frontal OLED de 6,53 pulgadas, en el caso del Mate 30 Pro, y de 6,62 pulgadas con una resolución algo menor en el Mate 30. En cuanto a la potencia, ambos cuentan con el procesador de ocho núcleos Kirin 990, dotado de una potente Inteligencia Artificial y capaz de lidiar con la tecnología 5G, la multitarea y el procesamiento de las imágenes captadas con una cámara que aspira a situarse entre las mejores de su generación.

Para ello cuenta con un diseño circular integrado por tres o cuatro lentes (dependiendo del modelo), que en el caso del Mate 30 Pro se dividen entre una cámara de Cine de 40MP, un gran angular de 40MP, un teleobjetivo de 8MP y una cámara de detección de profundidad 3D. Lo más notable es la mejora en la captura de vídeo y la luminosidad de sus sensores, capaces de funcionar a pleno rendimiento en ambientes nocturnos o con poca luz.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

¿Cómo hacer que toda esa potencia sea duradera? Gracias a baterías de última generación con un máximo de 4.500 mAh con tecnología SuperCharge de 40W de Huawei, capaz de cargar el teléfono en muy poco tiempo, y con carga inalámbrica e inversa de 27W.

Es una puesta en escena muy prometedora, pero la incógnita sobre la posibilidad de disponer de los servicios de Google y algunas de las aplicaciones que más se utilizan de manera cotidiana puede pesar como una losa en los planes de Huawei de seguir conquistando el mercado de teléfonos móviles más allá de las fronteras chinas.