Las mejores soluciones para convertir tu antigua televisión en una Smart TV

Distintos dispositivos facilitan la conversión de televisiones en centros multimedia conectados a Internet

por Ismael Marinero Medina /


La tecnología televisiva avanza a un ritmo vertiginoso y lo que hoy en día es el último grito, la calidad 4K HDR, mañana quedará obsoleto por modelos más grandes, más conectados… y también más caros. En la actualidad, prácticamente todos los nuevos modelos incluyen tecnología Smart TV, es decir, son dispositivos capaces de conectarse a Internet para disfrutar de los contenidos de YouTube o servicios bajo suscripción como Netflix o HBO.

Apple TV

Apple TV, una de las alternativas para convertir tu televisión en una Smart TV (Apple).

Para el que no pueda permitírse una nueva y flamante pantalla de 88 pulgadas y calidad UltraHD 8K, hay soluciones mucho más económicas a su alcance: cualquier televisor con un puerto HDMI puede convertirse en una Smart TV sin necesidad de gastarse una fortuna. Estas son algunas de las mejores opciones que, unidas a aplicaciones como Plex, son capaces de transformar tu vieja televisión en un potente centro multimedia.

Google Chromecast

Una de las maneras más asequibles de transformar tu antigua televisión en una Smart TV es a través de este dispositivo de Google que, una vez conectado por HDMI al aparato y a la red Wi-Fi de tu hogar, te permitirá “lanzar” a la televisión vídeo en streaming, así como una gran variedad de aplicaciones de Android desde tu teléfono móvil, tablet u ordenador.

Ahora mismo existen dos variedades de Chromecast. El normal permite reproducir contenido con calidad de hasta a 1080p. El Chromecast Ultra es algo más caro y requiere de una fuente de alimentación externa, pero puede transmitir contenido a resoluciones de hasta 4K con tecnología de color HDR.

Una ventaja añadida de Chromecast es que, de inicio, será la única manera de conectarse a Google Stadia, la plataforma de videojuegos en streaming que llegará a partir de noviembre.

RELACIONADO: Siete consejos para sacarle más partido a tu Smart TV

Amazon Fire TV Stick

Amazon se lanzó a competir en este creciente mercado con un dispositivo sencillo pero bastante potente, que en su última generación incluye un mando con la posibilidad de ejecutar comandos por voz a través de Alexa.

Es una muy buena opción si estás suscrito a Amazon Prime, ya que el Fire TV Stick viene pre-registrado con tu cuenta, para que tengas acceso inmediato a todo tu contenido de Amazon Prime Video desde que conectas el dispositivo al puerto HDMI de tu televisor. También hay juegos disponibles para descargar, pero para poder jugar necesitarás un mando que solo está disponible, cómo no, en la tienda online de Amazon.

Al igual que Chromecast, también dispone de una versión que permite reproducir vídeos con calidad 4K, con el consiguiente aumento de precio.

Apple TV

Es la opción más cara, pero también una de las más versátiles y con la garantía de calidad de Apple. Esta caja negra funciona con un sistema operativo similar al del iPhone y el iPad, lo que significa que puedes descargar una gran cantidad de aplicaciones y juegos para iOS que van más allá de la transmisión de video en streaming.

Las únicas dos cosas que necesitarás para configurar el Apple TV es un cable HDMI (no incluido) y una conexión a Internet. El dispositivo incluye un puerto Ethernet para poder conectarlo por cable, aunque lo más habitual sea hacerlo por Wi-Fi, y un minimalista mando a distancia conectado con Siri para poder ejecutar comandos de voz.

Si dispones de un iPhone o un iPad, todo son ventajas. Gracias a ellos podrás acelerar el proceso de configuración, ver tu biblioteca de fotos y vídeos de iCloud en pantalla grande o usar AirPlay para interactuar con cualquier aplicación o juego instalados en tu smartphone o tablet utilizando tu televisión. Una de las diferencias fundamentales con sus competidores es que cuenta con el chip A8, un poderoso procesador capaz de mover gráficos y transmitir vídeos en streaming en alta calidad sin ralentizaciones ni saltos de ningún tipo.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Xiaomi MiBox

En los últimos meses han surgido numerosas versiones de este tipo de dispositivos de streaming, cajas multimedia que conectan tu televisión a Internet con sistemas operativos basados en Android TV. Conviene andarse con cuidado, porque muchas de ellas son de fabricantes poco fiables o sus sistemas no son compatibles con determinadas aplicaciones.

No es el caso del Xiaomi MiBox, una buena solución con calidad 4K Ultra HDR a un precio bastante asequible. La interfaz es sencilla, el mando muy útil (cuenta con un botón de Netflix, para ir directamente a la aplicación) y además tiene una entrada USB, por si quieres reproducir contenido de un pen drive o disco duro externo.