La sorprendente aparición en televisión del primer secretario de prensa de Donald Trump bailando salsa

La intervención del controvertido Sean Spicer en un programa de máxima audiencia se ha generado una fuerte polémica en Estados Unidos

por Tu otro diario /


Sean Spicer, de 47 años, solo trabajó para Donald Trump (como secretario de prensa) seis meses (los seis primeros después de que el magnate fuera investido presidente), pero le dio tiempo a tener constantes enfrentamientos con los medios de comunicación. Los acusaba continuamente de mentir, e incluso llegó a insultar a varios periodistas, lo que generó entre los estadounidenses una fuerte animadversión hacia él. Su reaparición en televisión este lunes enfundado en un traje de salsa tampoco ha estado ajena a la polémica.

Sean Spicer en Dancing with de stars

Sean Spicer, exsecretario de prensa de Donald Trump, reapareció en televisión este lunes como concursante del programa 'Dancing with de stars' (Getty Images)

Es uno de los participantes de 'Dancing With the Stars' ('Bailando con las estrellas'), programa de máxima audiencia en Estados Unidos de la cadena ABC. Su primera actuación en el concurso de baile de 'celebrities' fue sorprendente. Lejos de la seriedad que sus trajes y corbatas le inferían, ha aparecido vestido con una camisa verde 'fosforito' plagada de volantes, bailando una versión de 'Spice up your life', de las Spice Girls, a ritmo de salsa.

RELACIONADO: Más noticias sobre políticos en 'Tu Otro Diario'

Su actuación no fue precisamente brillante, como su propia pareja de baile explicó: "Su habilidad es de nivel de preescolar", dijo contundente en un vídeo previo a la salida a escena de Spicer y, de hecho, los jueces del concurso le suspendieron y quedó penúltimo en la clasificación.

Exsecretario de prensa del presidente Donald Trump

Spicer, en una imagen de archivo de febrero de 2017, cuando ejercía como secretario de prensa del presidente Donald Trump (Leigh Vogel/Sipa USA/Cordon Press)

Más allá de eso, su intervención en el programa ha generado una fuerte controversia en Estados Unidos, tanto entre los espectadores del formato como entre profesionales del sector. El mismo presentador, Tom Bergeron, mostró públicamente su disconformidad con la participación del exsecretario de prensa de Trump. Sin nombrarlo, hizo una alusión directa a él en su perfil de Twitter cuando la cadena anunció que sería uno de los concursantes: "El programa debería ser un respiro agradable del agotador clima político estadounidense y libre de las inevitables reservas divisivas de 'cualquier' afiliación partidaria".

 

También 'pesos pesados' de la cadena ABC quisieron hacer pública su oposición a la aparición de Spicer en 'Dancing With the Stars'. Entre ellos, Krista Vernoff, la productora ejecutiva de la serie 'Anatomía de Grey' -que emite el mismo canal-: "Aborrezco profundamente la decisión de la compañía para la que trabajo", decía en sus redes sociales. "Este hombre mintió a diario en nuestra cara y se burló de nuestro país. Esto no es para celebrarlo".

 

Para ellos, al igual que para los demócratas, no es más que la contribución de la cadena a 'blanquear' la imagen del republicano. Entre otros motivos (además de las mentiras y los insultos) por comentarios como que Adolf Hitler no había sido tan malo en comparación con Bachar el Asad, el presidente de Siria, ya que el primero "no había usado armas químicas contra sus propios ciudadanos". A pesar de los esfuerzos de Sean Spicer de que todo esto pase al olvido, la opinión pública estadounidense lo tiene muy presente.