La emocionante sorpresa a un niño de 7 años que donó todos sus ahorros a una buena causa

El pequeño llevaba un año ahorrando para cumplir su sueño e ir a Disney World

por Tu otro diario /


Jermaine Bell, de Jacksonville, en Florida (Estados Unidos), llevaba ahorrando todo un año para cumplir uno de sus sueños: ir a Disney World, también en Florida. Ya había reunido el dinero necesario para realizar el viaje desde su ciudad al resort, cuando un inesperado acontecimiento hizo que cambiara de planes. La primera semana de septiembre, el huracán Dorian entró en Estados Unidos, donde causó estragos. El pequeño Jermaine no quiso permanecer impasible ante la devastación de Dorian.

Jermaine Bell

Jermaine Bell, de 7 años, en el instante en el que recibe la sorpresa (Captura de pantalla de 'Good Morning America')

Por eso decidió emplear el dinero ahorrado para ir a Disney en comprar comida para las personas que lo habían perdido todo por culpa del huracán. Solo quedaban unos días para ver cumplido su sueño, ya que el 8 de septiembre cumplía siete años y así era como iba a celebrarlo.

RELACIONADO: La bonita sorpresa a un niño del que se rieron por pegarse un papel con el logo de su equipo en la camiseta

En lugar de eso, compró cientos de perritos calientes, bolsas de patatas fritas y botellas de agua y los llevó a los afectados por Dorian. Un gesto admirable que se difundió a través de las redes sociales, por lo que ha inspirado y conmovido a millones de personas.

Jermaine prepara perritos calientes

El pequeño Jermaine prepara perritos calientes para los afectados por Dorian (Captura de pantalla de 'Good Morning America')

La actuación de Jermaine obtuvo tal repercusión que llegó a los responsables de Disney, quienes no permitieron que este pequeño gran héroe se quedara sin su merecida recompensa. Un día, mientras el niño estaba en casa de sus padres, llamaron a la puerta. Fue a abrir y se encontró con que fuera le estaba esperando… ¡Mickey Mouse!

RELACIONADO: Más noticias de interés humano en 'Tu Otro Diario'

El famoso ratón iba acompañado de un numeroso grupo de trabajadores de Disney, que habían acudido a la casa de Jermaine para hacerle entrega a él y a sus padres de unas entradas VIP para el parque. No se lo podía creer. Le acababan de dar la sorpresa de su vida y él no podía estar más emocionado. Seguro que disfrutará mucho más ahora su estancia en Disney World.