Revelan inquietantes detalles sobre el triple crimen de Pontevedra

Un equipo de psicólogos ha valorado ya con quién se quedarán los hijos de la primera de las víctimas mortales y el detenido

por EFE /


El detenido por el triple crimen de Valga (Pontevedra) disparó y mató a su exmujer, a su excuñada y a su exsuegra en presencia de sus hijos, de 4 y 7 años. La madre de los pequeños, Sandra B.J., de 39 años, se disponía a llevarlos en coche al colegio, según ha explicado el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada. El hombre empleó un arma corta para disparar a la víctima, que estaba dentro de su coche junto a los dos niños. En declaraciones a los periodistas, Losada se ha mostrado "horrorizado" ante este caso, del que no constan denuncias previas por violencia machista.

Triple crimen de Pontevedra

Agentes de la Policía Judicial en la vivienda donde se ha cometido el triple crimen (EFE)

SI SUFRES MALOS TRATOS O CONOCES A ALGUIEN EN ESTA SITUACIÓN, LLAMA AL 016

Los dos menores, que no han sufrido daños físicos, han estado en casa de unos vecinos, que tienen niños que son amigos, pero se quedarán en casa de un familiar directo. El alcalde de Valga ha indicado a la prensa que la decisión se ha tomado de acuerdo con el equipo de psicólogos y que se descartó la opción de la vivienda de su abuelo, puesto que no se vio "acertado", dado que "allí faltan su abuela y su tía".

Tras acabar con la vida de su expareja, el homicida disparó contra su excuñada, Alba B.J, de 27 años, que estaba junto al coche llamando al 112 para alertar del suceso y, posteriormente, a pocos metros de allí mató a su exsuegra, María Elena J.F., de 57, que acababa de llegar. Ninguna de ellas residía en este domicilio, pero era habitual que ambas de desplazaran allí para ayudar a Sandra con los niños desde la separación del matrimonio.

El hombre, que tiene otro hijo mayor de una relación anterior, se dio a la fuga tras cometer el triple asesinato y fue detenido poco después en las inmediaciones de la casa de su madre, en el municipio coruñés de Ames, en donde residía desde su separación. Fuentes de la investigación han confirmado a Efe que fue el propio autor del crimen el que llamó por teléfono a la Guardia Civil desde la casa materna para entregarse.

Triple crimen en Pontevedra

La hermana y la madre de la exmujer del detenido acudieron en su ayuda cuando ésta las llamó tras haberlo visto en las inmediaciones de su casa (Europa Press)

Después fue trasladado al cuartel de Milladoiro (Ames), donde se están practicando las primeras diligencias a la espera de que pase en las próximas horas a disposición judicial, previsiblemente en Valga, ha añadido el delegado del Gobierno.

RELACIONADO: Más noticias sobre violencia de género en 'Tu Otro Diario'

Tras subrayar la necesidad de que toda la sociedad luche contra esta lacra porque "no debe nunca bajarse la guardia", el delegado del Gobierno ha mostrado su solidaridad y cariño con las familias de las víctimas. "No podemos permitir ninguna oportunidad para negar ni para poner en duda esta violencia y debemos poner todos los medios para evitarlo", ha concluido Losada.

Con el crimen de esta mujer, son ya 41 las asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año y 30 (al sumarse estos dos niños) los menores que han quedado huérfanos. Ni la excuñada ni la exsuegra, también muertas, formarán parte de las estadísticas oficiales.

El juzgado que entenderá de este caso, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, es el dos del vecino municipio de Caldas, en funciones de guardia, pero como lleva violencia, pues ya la causa se queda adjudicada a éste. El detenido está a disposición de la Guardia Civil, ha indicado a la prensa el coronel jefe de la comandancia de Pontevedra Simón Venzal, y a los cadáveres se les practicará la autopsia en el anatómico forense.

Mañana martes habrá un minuto de silencio a mediodía en la Subdelegación de Pontevedra, a la que acudirá el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, que lo presidirá.