Una foto de Google Earth permite hallar a un hombre que llevaba desaparecido desde 1997

Un tasador inmobiliario detectó algo extraño en la imagen de una zona residencial de Palm Beach, en Florida, que le hizo avisar a los detectives de la zona

por Tu otro diario /


Las nuevas tecnologías y la casualidad se han aliado para resolver un caso que llevaba abierto 22 años: el 7 de noviembre de 1997, William Earl Moldt, un agente inmobiliario de Florida, llamó a su novia a las 21.30 horas para decirle que llegaría pronto a casa. Sin embargo, nunca apareció. Ahora, un tasador llamado Barry Fay, que exploraba la zona con la ayuda de Google Earth, ha encontrado su coche en el fondo de un lago y ha terminado, por fin, con la búsqueda. Todo indica que fue un desgraciado accidente en el que William perdió la vida. 

Imagen Google Earth

En la imagen, se puede ver en la parte superior derecha el vehículo hundido que llamó la atención de Barry Fay, el tasador inmobiliario (Google Earth).

"Nunca creí que hubiera un cadáver desde hace 22 años", ha comentado Fay a la prensa local. Él tan solo detectó que había un coche hundido junto a un conjunto de casas residenciales y avisó a los detectives de la Oficina del Alguacil del condado. Cuando al extraer el vehículo vieron que eran un modelo Saturn SL del año 1994, enseguida lo relacionaron con aquella misteriosa desaparición de hacía ya más de dos décadas. Efectivamente, los restos que estaban dentro eran suyos. 

RELACIONADO: Caso cerrado 28 años después: resuelven el crimen de una joven gracias a un calcetín

Los investigadores ya habían descubierto que Moldt no había ido directo a su casa después de trabajar. Al parecer, se detuvo en un club a tomar algo. "La mayor parte del tiempo estuvo solo en la discoteca y luego se le vio por última vez alrededor de las 23 horas en su coche", según el Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas. Los testigos indican que cuando cogió el coche para recorrer los aproximadamente 20 kilómetros que le separaban de su casa no parecía borracho, por lo que se ignora cómo terminó su coche en fondo del lago

William Earl Mold

William Earl Moldt había desaparecido en 1997 (Sistema Nacional de Personas Desaparecidas).

Con todo, la hipótesis principal es que se trató de un accidente. En aquella época la zona se encontraba todavía en construcción, apenas había vecinos ni medidas de seguridad, y Moldt pudo acabar en el fondo del lago sin que nadie se percatara. Durante todos estos años, el coche ha permanecido oculto porque era imposible verlo desde la superficie. Solo la nueva perspectiva ofrecida por Google Earth y la curiosidad del tasador inmobiliario han permitido descubrirlo. 

RELACIONADO: La tenacidad de los policías y los avances científicos permiten resolver un doble crimen 32 años después

Los vecinos del lago se han mostrado inquietos por haber vivido todo este tiempo junto al coche hundido. Sin embargo, todos se felicitan de que, al menos, haya servido para cerrar la herida de la familia después de tanto tiempo.