La campeona del mundo de gimnasia rítmica Carmen Acedo da a luz en su coche cuando se dirigía al hospital

La única asistencia que recibió durante el sorprendente parto fue la de su pareja

por Tu otro diario /


Carmen Acedo, de 44 años, es toda una leyenda del deporte femenino español. Hasta el momento, es la única gimnasta rítmica de nuestro país que ha ganado una medalla de oro en un campeonato del mundo de manera individual. Lo hizo en el Mundial de Alicante de 1993 y su logro le hizo acaparar todas las portadas. Ahora, más de dos décadas después, vuelve a salir en los medios por un motivo bien diferente: por dar a luz a su hijo en el coche.

Carmen Acedo, Tania Lamarca y Montse Martín

Carmen Acedo, con su bebé recién nacido en brazos y acompañada por Tania Lamarca y Montse Martín (Montse Martín Art)

Ocurrió en la madrugada del pasado 28 de agosto, después de montarse en el vehículo para acudir al Hospital de Jaca (Huesca) tras sentir las primeras contracciones. No llegó a tiempo. El pequeño tenía prisa por nacer y Carmen alumbró al bebé en la carretera, ayudada únicamente por su pareja, tal y como cuenta en su perfil de Facebook la que fuera una de sus compañeras de la Selección, Montse Martín:

RELACIONADO: Una mujer de 38 años da a luz a su primera niña en el arcén de la M-30 madrileña

"Carmen dio a luz en el coche, camino del hospital, con la ayuda de su pareja y bajo la luz de la luna y las estrellas. Fue un momento mágico y digno de toda una valiente campeona", relata Montse, quien explica también que Carmen "dio a luz a su cuarto hijo, esta vez un precioso niño, después de tres niñas".

Carmen Acedo

Carmen sostiene en brazos a su bebé, su cuarto hijo, que nació el pasado 28 de agosto en el coche (Montse Martín Art)

Montse acudió a visitarlos a ambos al día siguiente, junto con la también gimnasta de leyenda Tania Lamarca. "Diez horas después, Tania y yo llegamos al hospital, y Carmen estaba como una rosa, paseando y gastando bromas", cuenta la deportista.

RELACIONADO: La tierna (y significativa) imagen de las jugadoras españolas de hockey subacuático con sus bebés

Tras casi 30 años de amistad, Montse siente un profundo afecto por su excompañera, a quien dedica unas emotivas palabras: "Solo puedo tener palabras de admiración y cariño por Carmen, pues es una mujer maravillosa...buena, generosa, fuerte y divertida. Y como no, una 'pedazo' de mami y amiga".