Un error surrealista en Salamanca: descubren que siguen solteros pese a que se casaron hace seis años

Myriam Fernández y su marido exigen que su matrimonio sea inscrito en 2013, que es cuando realmente se celebró

por Tu otro diario /


Traje de novia, ramo, 85 invitados, ceremonia, celebración... Nada de esto este existe para el Registro Civil de Salamanca que, seis años después de que Myriam Fernández y su marido celebrasen su boda (y firmaran los papeles preceptivos), les ha comunicado que su enlace no aparece en los libros y que, por tanto, no están casados. Al menos a los ojos de la Administración. Esta pareja de Rollán, un pequeño municipio de la provincia de Salamanca, no da crédito a lo sucedido y exige que se les inscriba en el año correspondiente, 2013. 

Pareja Salamanca

Myriam Fernández y su marido se casaron hace seis años, pero su matrimonio nunca fue inscrito (Captura de pantalla de Telecinco). 

"Es surrealista y parece una inocentada buenísima, pero no lo es. Me está pasando", ha contado la afectada a la 'Gaceta Salmantina'. Al parecer, el rocambolesco enredo burocrático comenzó porque en la fecha de su boda el secretario del Ayuntamiento de la localidad se encontraba de baja. Fue su sustituto quien debía haber inscrito el matrimonio... pero nunca lo hizo. 

RELACIONADO: Más noticias de interés humano

Myriam y su marido, que a esta alturas tienen ya dos niños de 5 años y 11 meses, no sospechaban nada: recibieron el libro de familia sellado por aquel sustituto y nunca han tenido ningún problema con documentos oficiales o al hacer la declaración de la renta. Hasta que la semana pasada llegó la sorpresa en forma de carta certificada: el Registro Civil les citaba para celebrar el enlace y les exigía la presencia de dos testigos. 

Myriam Fernández

Myriam Fernández se quedó estupefacta al recibir la notificación del Registro Civil (Captura de pantalla de Telecinco). 

"Lo primero que haces es pedir explicaciones, que nadie te da porque la actual secretaria del Ayuntamiento de Rollán no sabe qué pasó y no sabe qué tiene que hacer. Lo que sí nos confirmó es que en el tomo 18 página 40 no aparecemos nosotros, sino otra pareja que se casó años después", cuentan. Ambos se han personado en el Registro tal y como les pedían, pero no están dispuestos a molestar a su familia o amigos para que vayan a hacer de testigos de nuevo. Además, quieren que su enlace figure en la fecha correcta en la que se llevó a cabo. "Aunque nos han dicho que sí nos pondrían fecha de 2013, será el juez el que decida si autoriza a que nos casen sin los testigos y si no lo autoriza, tendré un libro de familia donde solo aparecerán los niños y no sabremos qué estado civil tenemos". Más surrealismo.