Light Phone II, un teléfono diseñado para desconectar

Llamadas, SMS y alarma, las únicas funciones de un móvil minimalista en todos los sentidos

por Ismael Marinero Medina /


Los smartphones se han convertido en una parte integral de la vida moderna. Tanto, que ha surgido una contracorriente que señala los peligros de la adicción a los móviles y la disociación social que produce tener nuestra mirada siempre pegada a las pantallas de un dispositivo. Tratando de encontrar un cierto equilibrio, el Light Phone II (y su predecesor, aún más simple) proponen volver a lo básico. Para ello, ofrecen una experiencia anti-smartphone… a aquellos que estén dispuestos a pagar el precio de ese nuevo estilo de vida.

Light Phone II

En la sencillez está la clave del Light Phone II (Light).

Con todas las miradas puestas en los nuevos iPhone 11 y el Samsung Galaxy Fold, llega este móvil diminuto, con el tamaño de una tarjeta de crédito, y tan delgado que hace honor a su nombre, apenas pesa 78 gramos. Su diseño minimalista es tan depurado, por dentro y por fuera, que solo cuenta con tres posibles funciones: llamar y recibir llamadas, enviar y recibir SMS y programar alarmas. Ni varias cámaras con decenas de megapíxeles, ni juegos, ni aplicaciones para correr, ni siquiera correo electrónico o navegador de Internet. Aun así, la startup Light, fabricante del terminal, tiene un sistema de gestión remota del teléfono basado en la web, que permitirá a los usuarios añadir más herramientas en un futuro, como una calculadora, un reproductor de música o un cuaderno de notas.

RELACIONADO: Modular, ético y sostenible. Así es Fairphone, otro concepto de teléfono móvil

El verdadero objetivo del Light Phone II, “diseñado para usarse lo menos posible”, según reza su publicidad, es permitirte dejar tu smartphone en casa y vivir la vida sin distracciones, interactuando con otros seres humanos como se hacía hasta la llegada de los móviles multitarea e hiperconectados. Es por eso que, a pesar de la adición de algunas herramientas en el futuro, Light descarta la posibilidad de incorporar otro tipo de aplicaciones, especialmente las de noticias, redes sociales y mensajería. Puedes usar tu ordenador para eso si realmente lo necesitas, o utilizar el Light Phone II como segundo móvil y llevártelo solo cuando quieras desconectar… sin desconectar del todo.

La mera existencia del Light Phone es una crítica contra todas las cosas negativas asociadas a los smartphones: la publicidad invasiva, la falta de privacidad, la obsolescencia programada, la carga constante de la batería, la obsesión por tener el último modelo, la adicción que provocan las aplicaciones con scroll infinito y el aumento del estrés por la lluvia de notificaciones que recibimos cada día.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

En cuanto a sus características técnicas, está en las antípodas de la mayoría de los smartphones actuales, en más de un sentido. Cuenta con una pantalla de tinta electrónica de 2,84’’, funciona con su propio sistema operativo (Light OS) y su batería de 950 mAh dura hasta siete días en espera o tres días de uso normal. También tiene conexión Wi-Fi y Bluetooth, pero ha respetado el clásico conector para auriculares y una entrada micro USB para ponerlo a cargar. Solo está disponible en dos colores, negro y gris claro.

Después de una exitosa segunda ronda de crowdfunding, el Light Phone II está listo para ser enviado a aquellos que confiaron en un proyecto arriesgado que, finalmente, ha conseguido salir adelante. Desde octubre también estará disponible para cualquiera que lo desee adquirir a través de su web, previo pago de 350 dólares (unos 320 euros al cambio actual). ¿Demasiado caro para un móvil que apenas hace nada? Puede ser, pero la libertad (y la exclusividad del diseño) se pagan.