Un tío de Gabriel dice que Ana Julia Quezada se puso 'muy nerviosa' al ser sorprendida en la finca donde lo enterró

Ha asegurado que las herramientas con las que la acusada enterró al niño no estaban en el cortijo normalmente, sino en la casa de la abuela

por EFE /


Francisco Cruz, hermano de Ángel y, por tanto, tío de Gabriel Cruz, es el último de los familiares del niño que han tenido que pasar el amargo trago de declarar en el juicio por su asesinato, que sienta en el banquillo a Ana Julia Quezada. Y ha revelado importantes detalles. En primer lugar, ha contado que ella se puso "muy nerviosa" cuando, sin previo aviso, varios familiares acudieron a la finca de Rodalquilar cuatro días después del crimen y la encontraron allí sola. Además, ha explicado que en el cortijo no había herramientas, como la pala o el rastrillo con los que enterró al niño, sino que siempre estaban en casa de la abuela de Gabriel.

Ana Julia Quezada

Ana Julia, a su llegada a la tercera jornada del juicio contra ella por el crimen de Gabriel (EFE).

Francisco ha contado que cuatro días después de la desaparición de Gabriel, acudió junto a su madre y dos primas a la finca de Rodalquilar donde la familia tenía una casa. Solo Ángel y él mismo tenían la llave de la vivienda. Al llegar, vieron que Ana Julia Quezada estaba allí, fumando junto a la piscina, y ella, al toparse con ellos se puso "muy nerviosa" y comenzó a decir que "quería marcharse". Fue él mismo quien la llevó en coche hasta la casa de la abuela de Gabriel, en Las Hortichuelas.

RELACIONADO: La 'entereza excepcional' de los padres de Gabriel en una jornada especialmente difícil

Además, ha contado que le sorprendió ver una pala normal, otra plana y un rastrillo "muy bien ordenadas, puestas en línea" y ha explicado que su hermano "normalmente nunca tiene herramientas allí". Dice que esos objetos han permanecido siempre en la casa de la madre de ambos, en Las Hortichuelas, por lo que no sabía qué hacían allí aunque en aquel momento no podía imaginar para qué habían sido utilizadas.

Ana Julia Quezada

La reconstrucción de los hechos en el cortijo de Rodalquilar. Ana Julia aparece en la foto con capucha roja (Europa Press).
Loading the player...


Varios agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local han prestado también testimonio durante la jornada de este miércoles. El capitán José María Zalvide, jefe de la Policía Judicial de la Comandancia de Almería, ha destacado que fue la aparición de la camiseta de Gabriel en un lugar ya previamente inspeccionado lo que centró las sospechas de los investigadores en Ana Julia.

RELACIONADO: Ana Julia cambió su versión precisamente en lo relativo al episodio de la camiseta

El móvil económico seguía sobre la mesa porque descubrieron que Quezada habría propuesto subir una recompensa económica ofrecida anteriormente y que cuando los padres no adoptaron esta medida en una rueda de prensa, se sintió "contrariada", según le trasladó la progenitora de Gabriel. También ha destacado la extrañeza de que perdiese el móvil dos veces, una el día 2 de marzo durante una batida, y otro el día 3 en Vícar. "El teléfono desparece misteriosamente del vehículo en el que iba. Nos llama la atención", ha apuntado.

Un policía local de Níjar también se ha referido a la camiseta y dice que el hecho de que apareciera en un área ya batida por los equipos de búsqueda le puso "los pelos de punta" porque le hizo pensar que estaba ante "un plan".