Se retrasa la declaración de Ana Julia Quezada en el juicio por el crimen del pequeño Gabriel

Será finalmente este martes por la mañana cuando responda a las preguntas de sus abogados y, si lo considera oportuno, de la Fiscalía y la acusación

por Tu otro diario /


La declaración de Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel, que estaba prevista para este lunes tras el inicio del juicio por el crimen, se retrasa hasta mañana. Así lo ha confirmado su abogado defensor, Esteban Hernández Thiel, a la salida del Palacio de Justicia de Almería, donde se está celebrando la vista oral en medio de una gran expectación. En principio, este martes iban a dar su testimonio también los padres del pequeño, Patricia Ramírez y Ángel Cruz, pero estas declaraciones podrían retrasarse dependiendo de si finalmente se celebra una sesión de tarde o no. Thiel ha señalado "que es de esperar"  que conteste a todas las preguntas que se le formulen durante la jornada.

Ana Julia Juicio

Ana Julia Quezada, visiblmente afectada al comienzo de la vista (Rafael González / Europa Press)

El día ha comenzado con la selección de los miembros del jurado, que finalmente estará compuesto por siete mujeres y dos hombres que deberán emitir un veredicto sobre la culpabilidad o no de la acusada. A continuación ha tenido lugar la exposición de la fiscal, Elena Fernández, quien ha subrayado la indefensión del pequeño. "No tuvo opción de salir con vida de la finca". "Con claro ánimo de ocasionarle la muerte, de modo deliberado, consciente, a sangre fría y con absoluto desprecio a la vida", Ana Julia le dio "muerte de una forma tan repentina, inmediata e impredecible que anuló toda capacidad de reacción de este niño", ha sostenido. 

RELACIONADO: Ya se ha seleccionado el jurado que emitirá el veredicto en el juicio contra Ana Julia Quezada

Ha añadido que Gabriel no podía esperar "de ninguna manera un ataque que procede de una persona que es pareja de su padre", que había generado "confianza" en él por pertenecer a su entorno familiar. La fiscal ha defendido que "más allá de este ataque" que pilló "desprevenido" al menor, Ana Julia aprovechó la absoluta "situación de desamparo y desvalimiento" propia de un niño de "8 años que pesaba 34 kilos", por el "desequilibrio de fuerzas" entre ambos que le dio una "mayor facilidad para cometer el delito y asegurar el resultado de muerte".

Ana Julia entrada vista oral

Ana Julia a la entrada a la vista oral celebrada en el Placio de Justicia de Almería (EFE)

Fernández también ha puesto el acento en el sufrimiento supuestamente ocasionado a los padres por la acusada, el "destrozo moral" y "la total desolación" que sembró en los once días en los que se prolongó la búsqueda del pequeño. También  ha reprochado la "sobreactuación en los medios" en los que mostró un "estado de aflicción compungida y falsario" en manifestaciones, "alentando los ánimos de los padres".

RELACIONADO: La llamativa transformación física de Ana Julia Quezada al llegar al juicio por el crimen de Gabriel

Por su parte, la acusación particular que ejercen Ángel Cruz y Patricia Ramírez ha afirmado este lunes ante el jurado popular que Ana Julia Quezada mató a Gabriel Cruz "porque le estorbaba" y ha apuntado también un "móvil económico" ya que sabía que la abuela paterna del menor "tenía dinero".  El letrado, Francisco Torres, ha defendido que la acusada actuó con alevosía y premeditación y subrayado su "frialdad y crueldad". 

En cuanto a la defensa ha indicado este lunes que Ana Julia Quezada "no quería matarle sino callarle" y ha sostenido que, si estaba "todo planeado", como afirman las acusaciones, "fue una chapuza enorme". "Entendemos que no fue un plan preconcebido, ya que, si bien su conducta no fue la más afortunada, sí es pero muy común, ya que el ser humano cuando hace el mal por desgracia y por naturaleza tiende a ocultarlo", ha dicho para añadir que, si bien es "innegable que ha habido una muerte, habrá que determinar si tenía intención de matarle o de callarle". Mantienen la tesis del homicidio, según la cual "el niño la empezó a insultar y le puso la mano en la cara hasta que se dio cuenta de que no respiraba y estaba muerto".