Cristina Cifuentes rompe su silencio y confiesa cuáles han sido sus peores momentos

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha negado tener ninguna responsabilidad en el caso Púnica, pese a su imputación

por Tu otro diario /


Casi un año y medio después de su dimisión, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha roto su silencio en una entrevista en Telecinco y ha confesado ante las cámaras que en estos meses se ha venido abajo a veces. Y que ha tenido un sufrimiento "brutal", sobre todo cuando su familia lo ha pasado mal. "Ver a mi madre, mis hermanos, mi marido y a mis hijos sufrir fue algo que me afectó bastante", ha dicho, hasta el punto de que "ha habido muchos días que no quería abrir los ojos". 

Cristina Cifuentes

Cristina Cifuentes durante la entrevista que ha concedido este lunes (Captura de pantalla de Telecinco).

Vestida de rojo y con un peinado diferente al estilo que solía llevar habitualmente, Cifuentes se ha definido no obstante como una "mujer fuerte" dispuesta a defender su inocencia en todos los frentes. Y es que tras el escándalo del 'Caso máster' y el vídeo en el cual se la veía hurtando unas cremas en un supermercado y que terminaron desatando su dimisión, los problemas para ella continúan: la semana pasada el juez la imputó en el 'caso Púnica', que investiga la presunta financiación irregular de las campañas electorales del PP de Madrid. Cifuentes ha denfendido que no tiene "nada que ocultar" y ha confesado que la decisión le "sorprendió bastante" y fue un "mazazo" personal

RELACIONADO: Toda la información sobre Cristina Cifuentes

Durante la entrevista, Cifuentes ha sostenido que en su "linchamiento" se produjo una "tormenta perfecta" en la que confluyeron diferentes intereses de distintas personas que la veían como la causa de sus problemas y decidieron "quitarla de enmedio", entre ellas empresarios que "no vieron cubiertas sus expectativas económicas" y políticos del PP a los que "les vino de miedo" su dimisión en un momento en el que algunos en su partido la veían como la sucesora de Mariano Rajoy.

cifuentes-efe

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuenes, durante el acto en el que presentó su dimisión (EFE).

"Hubo también un componente de venganza en personas que me la tenían jurada desde que empecé a levantar alfombras", ha denunciado la que fuera presidenta madrileña desde 2015 a 2018, que ha recordado además que a la oposición también le "venía muy bien" desgastarla.

Por otra parte, ha desvelado que tiene "un gran cariño personal" a la actual presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, persona a la que conoce "desde hace muchos años" y a la que considera "incluso como una hermana pequeña". "Siempre le di confianza, le permití crecer políticamente. Deseo de corazón que le vaya muy bien", ha declarado la exdirigente autonómica.

RELACIONADO: Cifuentes fue imputada junto con Esperanza Aguirre el lunes pasado

En cuanto a su relación con el presidente del PP, Pablo Casado, la exdirigente ha desgranado que ella sí tenía amistad con él cuando estaba en política pero que desde su dimisión no han hablado. De hecho, ha desvelado que los dirigentes de su partido "con carácter general" no se han portado bien con ella. "En el momento en el que una persona queda señalada, se la aparta como si fuera poco menos que la peste. Es una cosa muy curiosa, incluso personas que me lo deben todo políticamente y es si no te visto no me acuerdo", ha afirmado.