Nadar, jugar al baloncesto... el increíble verano de María, una chica en silla de ruedas a la que nada detiene

Padece atrofia muscular espinal y, a sus 17 ñaos, es todo un ejemplo de determinación

por Tu otro diario /


María Llave tiene 17 años y ha podido practicar actividades deportivas adaptadas a su situación en el campamento de verano de la Asociación de Distrofia Muscular, en Nueva Jersey. Se trata de algo que no hace habitualmente porque, como reconocía en declaraciones recogidas por 'Inside Edition', "en mi escuela secundaria, en todos los deportes -baloncesto, béisbol, atletismo- realmente no puedo participar porque no son accesibles ni adaptables".

Campamento María

María practicó todo tipo de deportes en el campamento (Captura de Inside Edition).

La joven padece atrofia muscular espinal, una enfermedad que le fue detectada antes de cumplir dos años y que produce un debilitamiento progresivo de los músculos. María depende de su silla de ruedas para todo. Confía tanto en ella que incluso dice que es "mi mejor amiga".

A este campamento ha ido desde que tenía seis años y se ha convertido en algo así como una segunda casa. Aunque María tiene amistades y apoyos sólidos en su vida diaria, la semana que está allí rodeada de personas con situaciones similares le sirve de mucho, le permite ser ella misma.

RELACIOANDO: Más noticias de interés humano en 'Tu Otro Diario'

Su deporte favorito es la natación porque cuando está en la piscina  “puedo nadar y ser libre… puedo ir a donde quiero y mis músculos no se sienten tan pesados, así que puedo moverme más y ser más flexible”.

Además de hablar con naturalidad de sus relaciones tanto de amistad como personales, se plantea cómo será su paso a la universidad. Adora a sus padres pero quiere vivir sin que estén a su lado todo el tiempo. “En el mundo real, debes comenzar a hacer las cosas tú solo”, puntualiza. En todo caso deberá ser una universidad totalmente accesible y en la que pueda contar con personas de ayuda y enfermeras.

Campamento María

La joven es todo un ejemplo de determinación (Captura de Inside Edition).

Sobre las ayudantes en el campamento este verano ha tenido a Angelee Delfin como voluntaria, que se ha convertido, según contaba María, en una gran amiga o “una hermana mayor que nunca tuve”. Un afecto que es mutuo porque Angelee dice de ella que “es un alma hermosa”. Y recalca que “es muy paciente. Ella conoce su cuerpo, tiene confianza, es humilde”.