Michel Pont, el excéntrico millonario que colecciona aviones de guerra en un castillo en el centro de Francia

Se pueden visitar y se han convertido en un reclamo turístico para la zona

por Tu otro diario /


Tiene 87 años, un maravilloso castillo en la montañas de la Borgoña francesa y la mayor colección de aviones de guerra del mundo según la edición de 2018 del Libro Guinness de los récords. No son la única pasión de Michel Pont, un millonario viticultor y antiguo piloto de carreras con varios trofeos en los años 60 que alberga en su castillo todo tipo de vehículos históricos y de época. Incluso una flota de camiones de bomberos.

PINCHA PARA VER LA GALERÍA DE FOTOS DE LA EXTRAORDINARIA COLECCIÓN 

Michel Pont

Michel Pont es un apasionado del coleccionismo de todo tipo de vehículos (Captura de pantalla de Yotube)

La labor de Pont como coleccionista comenzó hace ya más de 60 años. Al principio compraba motos y motocicletas, pero cuando dio el salto a los coches y aviones necesitó más espacio...Todas sus colecciones se encuentran ahora guardadas y se pueden visitar en el histórico castillo de Savigny-lès-Beaune, que compró en 1979 y se ha convertido en un reclamo para la zona con más de 30.000 visitantes al año. Cuenta Pont en una entrevista que hizo para la organización del Guinnes que, de este modo, logra dos objetivos: por un parte, financiar el mantenimiento del lujoso castillo que alberga sus adoradas posesiones y, por otro, divulgar el conocimiento de los aviones, los coches y la mecánica. 

RELACIONADO: Hansjörg Wyss, el millonario suizo que donará 900 millones de euros a una buena causa

"Siempre he tenido la pasión de salvar el patrimonio, todos estos objetos que han tenido su existencia ahora son desechados, pero a mí me gusta rescatarlos, salvar estos objetos que ya no interesan a nadie. Si yo no hubiera tenido la locura de comprar todos estos aviones, los habrían cortado en pedazos para hacer barras de aluminio". 

Castillo aviones

Michel Pont tiene la mayor colección de aviones del mundo (Château de Savigny les Beaune) 

Hoy presume de que, gracias a él, se ha erigido uno de los pocos lugares en los que los visitantes puden pasear cerca y hasta casi tocar los aparatos, que ocupan varias hectáreas de las propiedades del castillo. Allí los restauran complemtamente y los limpian en profundidad una vez al año. 

RELACIONADO: Este es el número de millonarios que hay en España

La extravagante afición de Pont también le ha ocasionado problemas. Llegó un momento en que comenzó a comprar aviones en toda Europa. Una madrugada, al tratar de cruzar la frontera alemana con un caza que acababa de adquirir los guardias le detuvieron. Pont describe el momento como de una gran tensión: pensaban que estaba traficando con equipamiento de guerra... hasta que tras varias llamadas descubrieron quién era y la historia de su extraordinaria afición.