Otra mujer embarazada pierde el hijo que esperaba en Málaga por la listeriosis

Andalucía llamará a todas las embarazadas para tratarlas de la enfermedad

por Tu otro diario /


El Servicio Andaluz de Salud (SAS) va a aplicar un nuevo protocolo ante el brote de listeriosis que incluye la llamada a todas las embarazadas de Andalucía para dar un tratamiento antibiótico con amoxicilina a las que hayan comido la carne mechada infectada, que ha causado tres muertes y seis abortos. En las últimas horas se confirmaba el último de los casos, que ha tenido lugar en Málaga, donde otra mujer que se encontraba en la semana 22 de gestación ha perdido al hijo que esperaba. Ingresó con síntomas por consumo de carne mechada y el posterior análisis de la placenta confirmaba la presencia de listeria monocytogene.

Hospital Virgen de la Macarena, en Sevilla (EFE). 

Hospital Virgen de la Macarena, en Sevilla (EFE). 

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento de este brote, José Miguel Cisneros, ha explicado en rueda de prensa que la llamada a las miles de embarazadas se hará por médicos públicos y privados desde esta semana, y ha vaticinado que en "pocos días" estarán todas avisadas.

RELACIONADO: Toda la información sobre la crisis sanitaria de la listeriosis

Los médicos de familia y ginecólogos de la sanidad pública y privada aplicarán el nuevo protocolo de atención a las embarazadas asintomáticas que hayan estado expuestas al consumo de carne mechada, que hasta ahora se limitaba a las embarazadas con síntomas de infección leve, y Cisneros ha subrayado su condición de protocolo "pionero" frente al combate de otros brotes de listeriosis. El nuevo protocolo supone que los médicos deberán contactar con su cupo de embarazadas para explicarles ese protocolo, consistente en el suministro de antibiótico por vía oral, Amoxicilina, del que Cisneros ha subrayado que ha demostrado ser "un tratamiento eficaz para las embarazadas", ya que ha argumentado que "ha reducido la frecuencia de abortos, que ha estado por debajo de lo esperable".

Del protocolo, cuya decisión de aplicación se tomó el lunes 2 de septiembre, ha destacado Cisneros que está avalado por ocho sociedades científicas. Los médicos de familia aplicarán las recomendaciones del protocolo y se ayudarán de un algoritmo que estima el riesgo de infección, que les llevará a decidir la recomendación del tratamiento.

RELACIONADO: Una familia alemana, infectada de listeriosis al tomar la carne mechada que un sevillano le llevó a su novia

El volumen de embarazadas que serían objeto de este tratamiento está por determinar. A modo ilustrativo José Miguel Cisneros ha señalado que sólo en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla se producen 6.000 partos al año, mientras que ha hecho un cálculo de que cada médico de familia puede tener a 10 embarazadas en su cupo de pacientes.