Ikea apuesta por la casa del futuro y lanza una lámpara y una estantería... ¡con música!

La serie Symfonisk es la última contribución de la compañía sueca a su concepto de la domótica

por Ismael Marinero Medina /


Ikea ha supuesto un antes y un después en el mobiliario, apostando por diseños y materiales revolucionarios y precios asequibles para hacerse con una cuota de mercado cada vez más amplia en países de todo el mundo. Ahora quiere subirse al carro del Internet de las Cosas (IoT) y lo que empezó en 2012 con las bombillas inteligentes y los cargadores inalámbricos de la serie Trädfri, y ha tenido continuidad con los muebles robotizados, recientemente se ha convertido en una de las principales estrategias de futuro de la compañía.

Serie Symfonisk Ikea

La serie Symfonisk, lámpara y estantería disponibles en blanco y negro (Ikea).

Su última aportación en este sentido es la serie Symfonisk: una lámpara de mesa con altavoz integrado y una estantería o balda que también hace las veces de altavoz. El objetivo es colocar altavoces de primera calidad, que pueden ser individuales o conectarse para reproducir la misma música (como el antiguo hilo musical), en lugares como el dormitorio, donde normalmente se prefiere que pasen desapercibidos. "Queríamos desafiar la estética tradicional de la alta tecnología”, afirma Iina Vuorivirta, diseñadora de Ikea. “El altavoz-lámpara parte en cierta manera de la idea de una hoguera: un único elemento que emite luz cálida y sonido al mismo tiempo".

RELACIONADO: Ikea presenta muebles robotizados para optimizar el espacio

En su interior, esta bonita lámpara de tela blanca o negra esconde un Sonos One, uno de los mejores altavoces del mercado. No emite en 360 grados, pero sí consigue que el sonido tenga una sensación envolvente. Dispone de conexión Wi-Fi, así que para empezar a utilizarlo solo tendrás que descargar la aplicación Sonos y así podrás controlar los altavoces Symfonisk de manera individual o reproducir tu música favorita en todos los que tengas instalados por casa, junto con otros altavoces Sonos.

Por su parte, la estantería o balda Symfonisk puede “camuflarse” perfectamente en una librería, como sujetalibros o ejercer de mesilla colgada en la pared de manera horizontal. Lo mejor de todo es su precio (99 €), que la convierte en el altavoz Sonos más asequible del mercado.

Ninguno de los productos de la serie Symfonisk es un altavoz inteligente ni dispone de micrófono incorporado, por lo que necesitarás un Google Home, Apple HomePod, Amazon Echo o similar si deseas iniciar una lista de reproducción mediante comandos de voz. Eso sí, ambos altavoces incluyen AirPlay 2 de Apple, por lo que si utilizas un iPhone o iPad, puedes reproducir tu música favorita y tus listas de reproducción pidiéndoselo a Siri.

Ambos muebles se integran completamente con el ecosistema de hogar inteligente Trädfri de Ikea y la aplicación Home Smart. Cuando las persianas inteligentes de Ikea finalmente lleguen en octubre, como está previsto, podrás configurar escenas previamente programadas. Por ejemplo, por la mañana, en lugar del molesto despertador, podrás programar a través de la aplicación que las persianas se levanten, las luces se enciendan y/o que la música empiece a sonar de manera automática a una hora determinada.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Con el fin de aprovechar todo el potencial de la casa domótica y el Internet de las Cosas, IKEA ha decidido ampliar sus actividades con una nueva unidad de negocio, Ikea Home Smart, inaugurada este mismo verano. "Trabajando junto con los demás departamentos, impulsaremos la transformación digital, mejorando los negocios existentes y desarrollando nuevas oportunidades para ofrecer productos inteligentes a un gran número de personas. Acabamos de empezar", afirmó Björn Block, director de la nueva unidad de negocio, en un reciente comunicado de prensa.