Fin a los cuatro días de fuga del presunto asesino de María Pilar, la cirujana hallada muerta en Madrid

Tomás J.R. fue hallado y detenido en la noche de este lunes en el barrio madrileño de Carabanchel tras permanecer en paradero desconocido desde el viernes pasado

por EFE /


Punto final a la fuga de Tomás J.R., el presunto asesino de María Pilar C.P., de 49 años, la cirujana del Hospital de La Princesa que fue hallada muerta con evidentes signos de violencia el pasado viernes en Madrid. La Policía Nacional lo ha detenido en la noche de este lunes en el barrio madrileño de Carabanchel. Se le buscaba después de que un amigo suyo contase a la Policía que Tomás le había enviado fotos del cuerpo sin vida de María Pilar y le había pedido ayuda para ocultarlo.

Crimen Tetuán

Esta es la vivienda donde tuvieron lugar los hechos, en el barrio de Tetuán (EFE).

SI SUFRES MALOS TRATOS O CONOCES A ALGUIEN EN ESTA SITUACIÓN, LLAMA AL 016

Según han contado fuentes del caso a Europa Press, el presunto asesino se había afeitado la barba y cortado el pelo para evitar ser reconocido, lo que no evitó que un vecino de Carabanchel lo reconociera y alertase a la Policía, que había seguido varias pistas infructuosas tras la denuncia presentada por el amigo de Tomás. Con los datos que él facilitó, la Policía se dirigió el viernes hacia la vivienda de la pareja, donde encontró a María Pilar, de 49 años, muerta con signos de violencia: estaba maniatada y presentaba contusiones en la cabeza y heridas de arma blanca. Su hijo de 8 años, fruto de una relación anterior, no se encontraba en el domicilio porque pasaba unos días de vacaciones con su padre.

RELACIONADO: El crimen se produjo el pasado viernes

María Pilar figuraba desde noviembre pasado en la base de datos de VioGen, el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia machista en el que se evalúa el riesgo de las mujeres. Asimismo, según fuentes policiales, el ahora detenido había sido denunciado el mismo día del crimen por su exmujer en un una comisaría de Alicante por enviarle amenazas a través de WhatsApp, por lo que se activó el protocolo y la policía le facilitó protección.

RELACIONADO: Su exmujer le denunció por amenazas el mismo día del crimen

María Pilar, natural de la localidad palentina de Paredes de Nava, trabajaba en el Departamento de Cirugía general y del aparato digestivo del Hospital de la Princesa de Madrid y era colaboradora clínica forense en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Los compañeros de la víctima se han concentrado este lunes "consternados" y con "rabia", al pensar "en el sufrimiento que ha debido pasar antes de terminar en manos de su asesino". En lo que va de año, 40 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.

Crimen Tetuán

La víctima tenía un niño de 8 años que estaba de vacaciones con su padre (EFE).