Ocho consejos para conducir seguro de noche

El 73 por ciento de los conductores no conducen seguros de noche. Si eres uno de ellos, toma nota

por Elena S. Bartolomé /


El momento del día en el que nos ponemos al volante influye considerablemente en nuestra conducción. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), el 42% de los accidentes de tráfico se producen por la noche y el número de víctimas mortales es superior. A este dato hay que añadir un estudio del RACE que desvela que el 73% de los conductores ha confesado que no conduce seguro de noche porque sienten que su capacidad de visión es menor. Y así es. A esto hay que añadir que el cansancio aumenta y los reflejos decrecen. Si tienes planeado viajar de noche o a última hora del día, deberías tener en mente estos consejos para completar el trayecto sin ningún problema.

viajardenoche1

El 42% de los accidentes tienen lugar por la noche (Gtres).


Poner el coche a punto

Si has planeado viajar de noche, tienes que preparar tu vehículo a conciencia. Para ello deberás limpiar a fondo tanto las ventanillas como las luces delanteras, las traseras y las de señalización. Además, los faros tienen que estar bien regulados para no deslumbrar a otros conductores y no reducir nuestra capacidad de visión de la carretera.

Reducir la velocidad

Teniendo en cuenta que no es un escenario con las condiciones normales, hay que adaptar nuestra velocidad de conducción a él. ¿Cómo? Lo necesario para que seamos capaces de parar el coche dentro del campo de iluminación de nuestros faros.

Distancia de seguridad

Es algo que debemos mantener siempre, pero al conducir de noche tenemos que ser algo más cuidadosos. Después de la puesta de sol la distancia de seguridad debe ser, como mínimo, de 3 segundos respecto al coche que esté delante.

Relacionado: Operación Salida: trucos para evitar los atascos

Echar un vistazo a los retrovisores

No se trata de ponerlos a punto, sino de mirarlos con más frecuencia de la habitual. Según la Confederación Europea de Automovilistas (CEA), hay que hacerlo, al menos, cada 10 segundos.

La luz interior

Su influencia es notable ya que cuanta más luz haya en el habitáculo interior, peor veremos el exterior. Por lo tanto, tenemos que reducir la intensidad lumínica del cuadro de instrumentos para poder ver mejor la carretera.

viajardenoche2

Una siesta de 20 minutos puede ayudarte a combatir el sueño (Gtres).


Las luces exteriores

Lo más adecuado es encender las luces de cruce, como mínimo, al atardecer. Respecto a las largas hay que usarlas siempre que podamos sin olvidar que tenemos que cambiarlas por las cortas cuando podamos deslumbrar a otros usuarios de la vía. Además, hay que tener especial cuidado en los adelantamientos.

Deslumbramiento

Al hilo del consejo anterior, puede que en algún momento algún conductor nos deslumbre cuando conducimos de noche. Si es así, lo más aconsejable es reducir la velocidad y detenerse si es necesario. Cuando no podamos parar, se pueden aplicar este par de recomendaciones: desviar la vista hacia la derecha buscando el arcén para circular junto a la línea o cerrar el ojo izquierdo con prudencia.

Cansancio y sueño

Por muy despejados y descansados que estemos antes de conducir de noche, los síntomas de cansancio o la dificultad para mantener la concentración acabarán apareciendo. Por ello, se aconseja hacer algún ejercicio suave, ingerir alimentos o tomar bebidas energéticas. Sin embargo, para combatir la somnolencia sugieren detenerse para dormir unos 20 minutos y después beber un café o una bebida estimulante. Si no es suficiente, lo más adecuado es dormir el tiempo que se necesite.