FaceTune 2, la mejor aplicación para retocar tus 'selfies'

La herramienta de retoque fotográfico pone al alcance de la mano una alternativa al Photoshop potente y fácil de usar

por Ismael Marinero Medina /


El éxito de aplicaciones como FaceApp o Snapchat lo deja claro: nos encanta jugar con nuestra imagen. Pero no solo para saber qué aspecto tendremos cuando seamos ancianos o hacer vídeos vomitando arcoiris, sino para conseguir selfies con calidad de revista y lucirlos en nuestras redes sociales. Para eso sirve Facetune 2, una alternativa al Photoshop que permite suavizar, adelgazar o modificar cualquier parte del rostro o del cuerpo en cuestión de segundos.

selfie-con-facetune

Un usuario de FaceTune 2 mostrando un selfie retocado con la aplicación (FaceTune).

En 2013, cinco amigos israelíes, estudiantes de doctorado en Ingeniería Informática, publicaron en el App Store FaceTune, una aplicación que permitía a los usuarios retocar y mejorar fotos a su antojo. En solo dos años, su empresa, llamada Lightricks, había generado alrededor de 18 millones de dólares en ingresos por una aplicación que costaba entre 3 y 4 euros.

RELACIONADO: La fiebre desatada por FaceApp, la aplicación que te 'hace envejecer'... y pone en riesgo tus datos

A finales de 2016, Lightricks lanzó FaceTune 2, que es de descarga gratuita pero requiere que los usuarios paguen una cuota mensual de 5,99 euros para desbloquear todas sus funcionalidades. Un año después, fue la aplicación de pago más popular de App Store y en la actualidad suma más de un millón de suscriptores, también en Android.

FaceTune debe su gran popularidad a su simplicidad. A diferencia de Photoshop, con su interminable galería de iconos y herramientas que requieren meses para poder dominarlas, FaceTune ofrece solo algunas de las herramientas más relevantes para suavizar y retocar el aspecto físico, como alisar la piel y eliminar manchas, que puedes controlar con una sencillez pasmosa. Con FaceTune 2 también puedes cambiar el fondo de una foto o modificar por completo la expresión del rostro con opciones como "seducir", que rellena automáticamente los labios. Otras características incluyen la posibilidad de blanquear los dientes o agrandar la sonrisa.

Pero lo que verdaderamente distingue a FaceTune 2 de la competencia es la posibilidad de obtener una vista previa en directo de los efectos aplicados antes de hacer la foto utilizando la cámara frontal. Esta característica utiliza la realidad aumentada para superponer sobre la cara las posibles modificaciones en tiempo real y permite a los usuarios experimentar con distintas formas y tamaños de los ojos y la nariz o eliminar las ojeras, entre otras muchas cosas.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Aplicaciones como FaceTune, AirBrush o YouCam Makeup también tienen su lado oscuro. Su popularidad ha dado lugar a una extraña uniformidad en muchos de los selfies que se comparten en Instagram: ojos grandes, labios pálidos e hinchados, piel con un contorno radiante y, cuando se extiende al resto del cuerpo, diminutas cinturas de avispa. Estas características delatan rápidamente a quien abusa del retoque. Se pueden lograr los mismos cambios a través de la cirugía estética, qué duda cabe, pero son mucho más fáciles, indoloros y baratos si se consiguen a través de una app. Por eso, conviene usar estas herramientas digitales con moderación para no acabar pareciendo un ser de otro planeta.