Trágico desenlace de la búsqueda de Nora, la chica irlandesa de 15 años desaparecida en Malasia

Un helicóptero del dispositivo de rescate ha localizado el cuerpo sin vida de la menor

por Tu otro diario /


La búsqueda sin descanso de Nora Quoirin, la joven irlandesa de 15 años desaparecida en un complejo turístico de Malasia el pasado día 4, ha finalizado con el peor de los desenlaces: han hallado su cuerpo sin vida en la jungla. El cadáver, localizado este martes cerca de las 14.00, hora local, (las 8.00, hora española) en un arroyo, se encontraba desnudo. Ha sido divisado -a menos de dos kilómetros del resort en el que la menor se alojaba junto a su familia y en el que fue vista por última vez- por un helicóptero que rastreaba la zona en su busca.

Nora Quoirin

Nora Quoirin desapareció el pasado 4 de agosto de su habitación del complejo turístico en el que se alojaba junto a su familia (Cordon Press)

Aunque todo apuntaba a que se trataba de la adolescente, las autoridades malayas no lo han confirmado hasta que los padres de la menor, Meabh y Sebastien Quoirin, han identificado el cadáver, según adelanta el periódico británico 'Express'. Por el momento, el jefe de policía del estado de Negri Sembilan -donde ha tenido lugar el suceso-, Mohamad Mat Yusop, no ha dado a conocer si presentaba algún tipo de herida o lesión. Habrá que esperar a la autopsia, que se le practicará mañana, para averiguar las causas de la muerte.

RELACIONADO: Búsqueda desesperada de una joven irlandesa de 15 años desaparecida el pasado domingo en Malasia

El triste hallazgo se produce justo un día después de que la madre de la niña apareciera ante las cámaras de televisión de Malasia para hacer un desesperado llamamiento. Con la esperanza de encontrar con vida a su hija, ofrecía 10.000 libras (más de 10.700 euros) como recompensa a quien le proporcionara información que le permitiera recuperar a la chica.

Familiares de Nora

Familiares de Nora acuden al Hospital Tuanku Jaafar, en el que los padres han identificado el cuerpo sin vida de la menor (Cordon Press)

Nora tenía una discapacidad de desarrollo y aprendizaje, además de malformaciones físicas que le impedían moverse con facilidad, por lo que su familia apuntó desde el principio la posibilidad de que se tratase de un secuestro. Explicaban que habían viajado a varios países con ella y que "nunca se había alejado o perdido".

A pesar de las declaraciones de los padres de la joven, su caso se investigaba como una desaparición. La autopsia será clave para determinar si hay un móvil criminal o si por el contrario Nora se marchó por propia voluntad.

Más noticias de: Personas desaparecidas