¿Qué es el carnet de conducir internacional y cómo te lo puedes sacar?

Si tu próximo destino es un país extranjero y planeas conducir en él, puede que necesites el carnet internacional. Sacárselo es muy fácil: te explicamos los pasos

por Elena S. Bartolomé /


¿Pensando en la Costa Oeste, en algún país asiático, en Sudamérica o en Australia para tu próximo viaje? Si es así, es probable que en tus planes entre la posibilidad de alquilar un coche para recorrer carreteras míticas o para visitar los lugares más famosos a tu antojo, sin depender de nadie. En este caso debes tener en cuenta que tu carnet de conducir no te va a permitir ponerte al volante de un vehículo en ciertos países en los que necesitarás el carnet internacional. No te preocupes, no vas a tener que examinarte ni superar una nueva prueba práctica. Es un trámite tan simple como necesario. Te explicamos cómo conseguir tu carnet internacional.

Carnet internacional

El carnet internacional es necesario para conducir en países donde no hay acuerdo (Gtres).


Antes de ponerte manos a la obra, conviene que consultes con la Dirección General de Tráfico (DGT) si tu carnet de conducir es válido en el país que vas a visitar. Los conductores españoles podemos circular por todos los países de la Unión Europea (UE) y del Espacio Económico Europeo, es decir, Islandia, Liechtenstein y Noruega también están en esa lista. Además, nuestro país mantiene una serie de acuerdos con una larga lista de países entre los que se encuentran Marruecos, Turquía o Panamá. ¿Y qué pasa en el resto? Necesitarás el carnet internacional.

El carnet internacional

Se trata de un documento que tiene un año de duración desde que es expedido. Físicamente no se parece a nuestro carnet de conducir ya que es un tríptico de 16 páginas en las que están registrados nuestros datos personales, nuestro país de procedencia, nuestros permisos de conducción que poseemos y una foto. Toda esta información está traducida a ocho idiomas: alemán, árabe, español, francés, inglés, italiano, ruso y portugués. Eso sí, ten en cuenta que a pesar de ser internacional hay algunos países en los que tampoco te servirá como, por ejemplo, China.

Requisitos para sacarse el carnet internacional

El único requisito para sacarte el carnet internacional de conducir es ser mayor de edad y tener en vigor el carnet de conducir. En cuanto a la documentación que necesitas, es esta:

  • Justificante del pago de la tasa con código 4.5: 10,30 euros.
  • Fotografía original actual de (32 x 26 mm) en color y con fondo liso, es decir, como la del DNI.
  • DNI o pasaporte.
  • Si eres extranjero comunitario necesitarás la autorización de residencia, el documento de identidad de tu país o el pasaporte junto con el certificado de inscripción en el Registro Central de Extranjeros. 
  • Si eres extranjero no comunitario te pedirán una autorización de residencia.
  • A esto hay que añadir los datos correspondientes que nos pedirán si lo solicitamos online o si lo hacemos presencialmente.

Carnet internacional

Puedes pedir el carnet internacional por internet o ir a Tráfico (Gtres).


¿Cómo pedir el carnet internacional de conducir?

Hay dos formas: por internet o presencialmente. Si eliges la primera de ellas, la online, necesitarás tu certificado digital, el DNI electrónico o tus credenciales del sistema cl@ve. Tu carnet internacional estará disponible dos días después de realizar la solicitud y tendrás que ir a recogerlo a la Jefatura o a la oficina de Tráfico que hayas elegido. Si decides hacerlo presencialmente tendrás que pedir cita previa (por internet o llamando al 060) en cualquier Jefatura u oficina de Tráfico y llevar toda la documentación.

Independientemente de la vía que escojas, ten en cuenta que el trámite podrás hacerlo tú mismo o la persona que autorices en tu nombre. Eso sí, deberás indicar desde el primer momento esta autorización.

¿Cuánto cuesta el carnet internacional?

Tendrás que abonar la tasa de código 4.5 por valor de 10,30 euros. Y si te estás preguntando cómo pagarla, dependerá de si lo pides por internet o vas a Tráfico.

En el primer caso podrás pagarlo con tarjeta (crédito o débito, lo que prefieras) o con un cargo en la cuenta bancaria. En el segundo, también podrás pagarlo con tarjeta o dirigirte a cualquier banco adherido al pago de tasas para pagar en efectivo o con un cargo en la cuenta bancaria.