El gesto de Donald Trump que ha desatado la polémica en su visita a un bebé huérfano en El Paso

El pequeño se trata del hijo de dos meses de Andre y Jordon Anchondo, quienes perdieron la vida protegiéndolo de los disparos

por Europa Press /


Una foto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sonriendo y con un pulgar hacia arriba mientras su mujer, Melania, mece a un bebe huérfano en El Paso, donde un ataque perpetrado la semana pasada dejó 22 muertos, ha desatado polémica después de que la primera dama publicara la imagen a través de su cuenta en la red social Twitter. La fotografía se hizo el miércoles en el Centro Médico de la Universidad de El Paso durante la visita de Trump a la ciudad del estado de Texas en la que se reunió con personal médico y víctimas que sobrevivieron al ataque.

flotus

Sonriente y con el pulgar hacia arriba, así posaba en la polémica foto (FLOTUS).

Trump y su mujer habían visitado antes la ciudad de Dayton, en Ohio, para visitar también a las víctimas de otro tiroteo que se produjo tan solo 13 horas después del ataque en El Paso y en el que murieron 9 personas. El mandatario estadounidense evitó a la prensa durante las visitas a los hospitales, pero la Casa Blanca publicó más tarde un breve reportaje de las visitas.

RELACIONADO:  La desgarradora historia de la madre que murió en el tiroteo de El Paso protegiendo a su bebé

trumpgoestoelpaso

Melania Trump compartió en sus redes las imáganes de la visita (FLOTUS).

La primera dama también ha publicado varias fotografías de la visita, entre ellas una en la que aparece acunando a un bebé de dos meses cuyos padres, Andre y Jordon Anchondo, murieron en el ataque protegiendo a su hijo de los disparos. Junto a Melania se encuentra el presidente sonriendo y con un pulgar hacia arriba, además de dos tíos del bebé, uno de ellos también sonriendo y con un brazo alrededor de los hombros de Trump.

La imagen ha sorprendido a muchos en las redes sociales como una muestra de la falta de empatía o respeto por la gravedad de la ocasión por parte del mandatario. "Un bebé fue sacado de su casa y obligado a salir en una sesión de fotos para el monstruo cuyo odio mató a sus padres", ha señalado la demócrata Greg Pinelo a través de su cuenta en Twitter.