La tecnología detrás del remake de El Rey León

La ‘nueva’ película de Disney sorprende por su realismo

por Juan Antonio Marín /


El Rey León es una de las mejores películas de la historia de la animación. En ella, Disney logró aunar una gran animación, una banda sonora inolvidable (compuesta por el laureado Hans Zimmer y Elton John) y una historia muy interesante basada en el Hamlet de William Shakespeare. Con todos estos elementos, la película fue un éxito de taquilla. Crítica y público se rindieron a sus creadores y la cinta quedó para siempre en la mente de los espectadores. Por eso, muchos se preguntaban si hacía falta hacer un remake y la respuesta de Disney fue un rotundo “sí”.

rey-leon-remake-tecnologia

Así se hizo El Rey León (Unsplash).

Y es que la compañía parece que está optando por hacer adaptaciones más realistas de sus grandes obras, como esta que nos ocupa o Aladdin. Parece que los tiempos dorados de la animación tradicional quedaron lejanos. Ahora, toda una generación de niños y niñas han crecido en un mundo de pantallas, tecnología, videojuegos y series realizadas por ordenador.

En este punto, parece que la estrategia de Disney de volver a llevarse una buena tajada apelando a la nostalgia de los que ya vieron aquella película y de las familias que quieran disfrutar de ella por primera vez es totalmente comprensible.

La tecnología detrás de Simba y Mufasa

Muy bien, ya sabemos porqué una compañía como Disney tocaría un clásico como El Rey León, pero, más allá de la nostalgia, ¿cómo han conseguido dotar de ese realismo a los animales protagonistas?

La respuesta son tres letras: CGI. Esta tecnología que hace referencia a las palabras inglesas (Computer-generated imagery) no es más que la forma internacional para referirse a las imágenes generadas por ordenador. Pero para conseguir este tipo de resultados se han empleado mínimos elementos ‘reales’, casi todo ha sido creado por ordenador.

 

Este tipo de diseños es mucho más complejo de lo que podría parecer, ya que requiere del motor gráfico muy potente. El motor gráfico no es otra cosa que el corazón de cualquier videojuego moderno, es decir, donde se generan los escenarios, los personajes y todos los elementos gráficos de este.

Realidad virtual: más real que la realidad

De hecho, Disney volvió a contar con el creador de el remake de El Libro de la Selva, que logró un Oscar a los mejores efectos visuales. El secreto fue unir estos potentes motores gráficos con la filmación de escenas reales. Algunas, las menos, grabadas en Kenia, y la mayoría filmadas en una gran nave en California.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Allí se encuentra el estudio de realidad virtual que Disney montó para la ocasión. Un estudio en el que los propios cámaras podían grabar la escena como si estuvieran allí mismo, eso sí, utilizando gafas de realidad virtual. Así se consigue que los planos sean más naturales.

Este parece que será el camino a seguir por Disney en películas similares, donde un estudio y, eso sí, la mejor tecnología gráfica del mundo, son más que suficientes para generar dos películas de gran éxito. El futuro de la animación ya está aquí.