Internado el hombre que decía ser el 'príncipe musulmán español' y amenazó con atentar en la boda de Harry y Meghan

Mohammed Jibra-Eel Saleh, de 37 años, fue detenido apenas unos días antes del enlace real

por Tu otro diario /


El juez ha ordenado el internamiento en un centro hospitalario de Mohammed Jibra-Eel Saleh, un hombre de 37 años que vivía en Leicester y que en mayo de 2018 envío mails a funcionarios del Gobierno de Reino Unido, el ministro de Defensa y hasta al príncipe Andrés en los que aseguraba que era "el príncipe musulmán de España" y amenazaba con cometer un atentado durante el desarrollo de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle en el castillo de Windsor.  

Harry y Meghan Markle

El individuo amenazó con atentar en la boda de boda del príncipe Harry y Meghan Markle (Getty Images).

Según el 'Daily Mail', el individuo que, según los expertos sufre problemas psiquiátricos, escribió también al duque de Edimburgo doce días antes del enlace real: "Estamos en guerra. En la boda de tu nieto habrá una explosión". Las amenazas de muerte y los insultos a la Familia Real se sucedían a todos los mails."Soy el príncipe musulmán de España, casado con la hija ilegítima del Rey Juan Carlos, Margarita", añadía. 

RELACIONADO: Toda la información sobre la boda real entre el Príncipe Harry y Meghan Markle

Las amenazas no se dieron a conocer en su momento pero, por supuesto, las fuerzas de seguridad se pusieron manos a la obra, rastrearon el origen de los mails y descubrieron que Saleh, que vivía entonces en el centro de la ciudad de Leicester, los había enviado, usando un teléfono móvil, desde un McDonald's y desde una parada de autobús en Lancashire. Y 48 horas antes de la boda ya estaba detenido. 

Seguridad Boda Real

El enlace real supuso un gran despliegue de seguridad (Getty Images). 

El caso se hizo público este mes de abril, cuando tuvo que enfrentarse al juicio por las amenazas. La defensa alegó una enfermedad mental y los expertos dictaminaron que, efectivamente, no estaba en condiciones de prestar declaración. Atendiendo a la petición de su abogada defensora, el juez ha decretado ahora su internamiento en un centro hospitalario. "El hospital le proporcionará una cama y un médico responsable de su tratamiento, y allí permanecerá hasta que sea declarado apto para recibir el alta".