Operación Salida: trucos para evitar los atascos

En el día a día, en fechas concretas, en carreteras con mucha afluencia… A veces los atascos se convierten en una rutina. Te ayudamos a evitarlos con estos consejos

por Elena S. Bartolomé /


Una media de 18 horas, ese es el tiempo que un conductor español pierde a lo largo de un año sumido en los atascos, según los datos del medidor de tráfico INRIX. Una cifra a la que hay que añadir la cantidad de combustible que se consume: un 25% más del que se usaría en el mismo periodo de tiempo. No es de extrañar, por tanto, que los conductores hayan convertido en una de sus prioridades conseguir evitar estas congestiones de tráfico.

Evitaratascos1

La Operación Salida y Retorno son dos puntos calientes para los atascos (Gtres).


Un atasco se forma cuando el número de coches que llegan a un punto se acerca o supera la capacidad de la carretera. En una autovía, por ejemplo, es de 2.000 vehículos por hora o lo que es lo mismo: 1 coche cada 2 segundos. A veces, como ocurre en una Operación Salida o en una de Retorno, es inevitable encontrarse con una retención, pero hay algunos trucos para esquivarlas.

Cómo evitar un atasco

Como decíamos, hacer un regate a un atasco en las horas punta de nuestro día a día o en momentos puntuales como las Operaciones Salidas es complicado. Existen algunas soluciones lógicas como, por ejemplo, aumentar la capacidad de las carreteras, hacer más o reeducar a los conductores… pero llevar a cabo estas ideas también es difícil.

Sin embargo, hay otras vías como reducir el número de coches que circulan compartiendo vehículo o usando el transporte público, siempre que sea posible. Cuando estas soluciones no entran dentro de nuestros planes por unas u otras razones y la amenaza del atasco es real, es hora de poner en marcha estos consejos.

RELACIONADO: Trucos para combatir el calor en tu coche este verano

Una planificación completa

Hay algo que siempre ayuda a la hora de viajar: una buena planificación. Siempre que se pueda, es recomendable planear el itinerario que se va a seguir y también todas las alternativas posibles por si la densidad del tráfico se incrementa. La Dirección General de Tráfico suele diseñar itinerarios diferentes a los más frecuentes en aquellas áreas con mayor intensidad circulatoria. Para ello, suelen utilizar rutas que van por carreteras secundarias y zonas menos transitadas.

A esto hay que añadir que, siempre que sea posible, es mejor evitar viajar los días y las horas de más afluencia de vehículos y las carreteras en las que se prevén más problemas. Finalmente, un buen complemento de viaje siempre es la información en tiempo real que la DGT publica en sus redes sociales o las aplicaciones de tráfico para nuestro smartphone.

Evitaratascos2

Elegir la noche para viajar ayuda a esquivar los atascos (Gtres).


Horarios conflictivos

Existen patrones de tráfico que ayudan a prever qué horas son las mejores y las peores para ponerse al volante gracias a los sistemas de conteo de vehículos. De esta manera, los conductores pueden adelantar o retrasar la hora de partida para ganar tiempo. Estos son los horarios más conflictivos:

  • De lunes a viernes: entre las 7:30 y las 9:30 y entre las 18:00 a las 20:00. 
  • Sábado: entre las 10:00 y las 12:00
  • Domingo: entre las 18:00 a las 21:00. 
  • Lunes: es el día con más tráfico en carretera

Viajar de noche

Elegir la noche para viajar entraña sus riesgos porque hay menos visibilidad y el conductor puede acusar el cansancio, pero, al mismo tiempo, es una gran alternativa para evitar los atascos. Teniendo en cuenta que las paradas serán más frecuentes y que hay que descansar lo suficiente para estar despejado, el horario nocturno es recomendable porque la densidad de tráfico de las carreteras es muy baja y el trayecto se puede recorrer en menos tiempo.

Usar los peajes… cuando compense

A la hora de planificar un viaje, no está de más estudiar si hay autopistas en el trayecto para valorar cuánto costaría circular por ellas, ya que lo normal es que tengan un tráfico más fluido. Sabiendo esto, se puede valorar si la cantidad que hay que pagar compensa el ahorro en tiempo y, sobre todo, en combustible ya que un atasco supone un gasto más grande.