Un mes con un Google Home mini en la cocina

El asistente de Google es cada vez más ‘inteligente’

por Juan Antonio Marín /


Google lanzó, hace casi dos años, su asistente por voz Google Home. Un aparato capaz de conectar todos los aparatos ‘inteligentes’ del hogar, englobándolos dentro de un mismo sistema operativo. Siete meses después, la compañía presentaba a su ‘hermano pequeño’ el Google Home mini para el mercado español, en julio de 2018. Un dispositivo capaz de responder a casi cualquier consulta del usuario y que sirve para organizar el día a día, poner música, leer las noticias o interactuar con otros aparatos de la casa. Así es como funciona.

PINCHA SOBRE LA IMAGEN SI QUIERES VER MÁS FOTOS DEL GOOGLE HOME MINI

Así es el Google Home mini (L.Cotes).

Así es el Google Home mini (L.Cotes).

En mi caso, tenía claro que el Google Home mini debería ir en la cocina. Es un sitio donde paso bastante tiempo de mi día, ya sea comiendo o preparando comida y tener un ayudante virtual parecía la mejor opción.

La conexión del dispositivo es tan fácil como parece: se conecta a la corriente con el cable que viene incluido, se activa el micrófono con el botón lateral y listo. Bueno, eso en la parte física, porque después hay que configurar la app de Google Home en el teléfono móvil.

Rutinas que se adaptan al usuario

Y es que la mayor gracia de este dispositivo es la de poder configurar casi cada detalle de lo que debe responder a las preguntas del usuario.

Por ejemplo, se puede incluir una ‘rutina de buenos días'. Así, cuando saludo al asistente por la mañana, este me responde con la temperatura del día, las citas importantes de mi agenda, el tiempo que tardo al trabajo (con tráfico actualizado de Google Maps) y una selección de las noticias de la jornada con los canales que yo haya elegido. Y la lista de opciones es bastante larga, el telediario matinal de TVE, noticias de los principales diarios (El País, El Mundo, ABC) y de las radios más importantes (SER, Radio Nacional, Onda Cero).

RELACIONADO: Google Stadia: todo lo que sabemos sobre esta plataforma de videojuegos

Una gran opción para que el asistente sea cada vez más inteligente y se adapte al lenguaje que usa cada usuario. Por ejemplo, si digo “OK, Google: prepara el desayuno”, el asistente enciende dos electrodomésticos gracias a los dos enchufes inteligentes que tengo conectados a la tostadora y a la kettle. Lo mismo ocurre cuando le digo otros comandos, como “pon música” yo he configurado qué listas debe poner dentro de mi cuenta de Spotify, por lo que podría decirse que siempre acierta.

google-home-mini-2

Así es muestra sus 'emociones' el Google Home mini (L.Cotes).

Sin embargo, esto no lo hace por sí mismo. Hay que configurarlo exactamente para que ofrezca las respuestas precisas en cada momento. Quizá aquí es donde radique su mayor pega, sobre todo para los usuarios más inexpertos o que no quieran complicarse tanto la vida.

Para el resto de mortales, las respuestas también son bastante precisas, ya que la saca de la mayor base de datos del mundo: el buscador de Google.

En cuanto al diseño, el aparato muestra una línea muy cuidada, con materiales de calidad. Como la tela que recubre todo el altavoz. O los cuatro leds de colores que tiene en la parte central para mostrar cuando el asistente está escuchando, pensando o respondiendo a la pregunta del usuario.

Escucha perfecta, sonido… decente

En la parcela sonora, parece que el hermano pequeño del Google Home tiene una buena respuesta, tanto al escuchar como al hablar. Y es que su matriz de dos micrófonos es capaz de aislar el ruido (aunque esté funcionando el agua o el lavaplatos) para escuchar la consulta.

Sin embargo, sus reducidas dimensiones, solo 98 milímetros de diámetro, hacen que la calidad de sonido para escuchar música no sea la más adecuada. En cierto modo, tampoco es un dispositivo pensado para la escucha de música hi-fi. Pero en la reproducción de noticias o podcast, cumple.

Uso en la cocina

El uso que más le doy dentro de la cocina es el de entretenerme mientras cocino, a la vez que me sirve de asistente. Puedo programar temporizadores para la cocción, preguntarle por recetas, preparaciones o ingredientes o poner música mientras realizo otras actividades.

RELACIONADO: Análisis: un mes usando el Apple Watch

Además, una de las utilidades más grandes que he encontrado es la de poder actualizar de manera rápida la lista de la compra. Con solo decir eso de "OK, Google: añade huevos a lista de la compra”, es suficiente para que todos los miembros de la familia tengamos el producto en nuestra lista compartida. Se acabaron los olvidos en el super.

En resumen, Google Home mini puede suponer ese pequeño salto para los que aún no se deciden a hacer su hogar inteligente y quieren probar. Por sólo 59 euros y disponible en cuatro colores, el asistente inteligente de Google es un compañero perfecto para un hogar conectado.