Nuevos MacBook Pro: ahora más potentes y con una mejora del teclado

Las novedades incluyen la incorporación de las tecnologías True Tone, Touch ID y Touch Bar en toda la gama

por Ismael Marinero Medina /


Algo se mueve en Cupertino. Apple no había actualizado a fondo los MacBook Pro, su gama de portátiles de altas prestaciones, desde su lanzamiento en 2016. Los nuevos modelos y configuraciones estándar (de 13 y 15 pulgadas), a la venta desde la semana pasada, no presentan cambios externos y siguen utilizando el mismo diseño, pero incluyen algunas mejoras clave y una reducción general de precios. Los nuevos MacBook Air, el modelo más ligero y asequible de portátil de la compañía de la manzana, también tienen algunas novedades interesantes.

nuevo-MacBook-pro

La tecnología True Tone adapta el brillo y el tono de los colores de la pantalla Retina a la iluminación ambiental (Apple)

Con la reciente actualización, toda la gama de MacBook Pro de Apple tiene especificaciones y características similares, junto con un punto de partida de 1.499 euros para el modelo básico de 13 pulgadas. La idea es conseguir que la compra de un portátil de Apple sea un poco menos confusa, con configuraciones predeterminadas pensadas para distintos tipos de consumidores.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Todos los nuevos MacBook Pro incluyen los procesadores Intel más recientes. Mientras que los modelos de 15 pulgadas utilizan chips de 6 u 8 núcleos de 9ª generación, los de 13 pulgadas están equipados con chips de 8ª generación de cuatro núcleos, que doblan la potencia de los que hasta ahora estaban a la venta. Quizá no sean las características más vistosas o llamativas, pero sí las más importantes, porque permiten aumentar la velocidad de procesamiento y la posibilidad de gestionar más tareas simultáneamente.

El otro gran cambio en el MacBook Pro se refiere al teclado de mariposa, que ahora utiliza un mecanismo mejorado y nuevos materiales. Apple asegura que esta actualización reducirá significativamente los fallos de las teclas, un auténtico quebradero de cabeza para los poseedores de antiguos modelos de MacBook Pro.

Todos los modelos incorporan el Touch Bar, una barra táctil OLED que sustituye las teclas de función, y Touch ID, un sensor de huella dactilar que permite desbloquear el ordenador sin necesidad de contraseña, así como un trackpad más grande. La pantalla Retina es compatible con la función True Tone, que ajusta automáticamente el brillo y el tono de color para que se adapte a la iluminación ambiental.

RELACIONADO: Mi iPhone va lento... Cómo solucionarlo en 5 sencillos pasos

Otra de las grandes novedades es el chip de seguridad T2 de Apple, que protege los datos de Touch ID y sobre el que se basan las nuevas funciones de almacenamiento cifrado y arranque seguro. Todo un seguro de vida en la era del ransomware y el phishing.

Apple ha ido más lejos con los MacBook Air y ha retirado de la venta los antiguos modelos, que habían tenido una importante actualización el año pasado. Los MacBook Air parten de un precio de 1.249 €, e incluyen una mejora en el procesador, pantalla Retina con tecnología True Tone, Touch ID, teclado de última generación y el chip de seguridad T2. Es decir, se acercan a los MacBook Pro en cuanto a prestaciones “secundarias”, pero siguen estando por detrás en cuanto a potencia del procesador y memoria RAM.

Todo esto llega cuando aumentan los rumores sobre la posible llegada al mercado de un nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas en septiembre, con teclado totalmente distinto y tecnología de pantalla superior. Hasta que se confirmen o desmientan esos rumores, toca conformarse con las novedades de Apple, que no son pocas. Si no te convence ninguna, también existe la opción de utilizar un iPad Pro como ordenador portátil.