Conmoción en Francia por la muerte de una mujer, su hija y dos niños a los que cuidaba arrollados por un tren

Por causas que se desconocen y que se están investigando, el coche en el que viajaban quedó parado sobre las vías

por Tu otro diario /


La pequeña localidad de Avenay-Val-D'Or se encuentra en estado de shock tras el trágico accidente que ayer costó la vida a una mujer y a tres niños. Este martes se ha conocido que la mujer trabajaba como niñera cuidando a los dos bebés fallecidos y que la otra menor que murió en el accidente era su propia hija, de 11 años. La magnitud de la tragedia ha golpeado a los vecinos de este pueblo de unos 1.000 habitantes, que recuerdan a la conductora cuyo vehículo fue arrollado por el tren en un paso a nivel como "una persona genial". Los gendarmes están investigando las causas del suceso.

Accidente tren Francia

Los investigadores recopilan pruebas en el lugar de los hechos (Getty Images).

Según cuentan medios locales, las primeras investigaciones apuntan a que el paso a nivel funcionaba correctamente, por lo que se desconoce el motivo por el que el coche quedó sobre las vías y fue arrollado por un tren que se dirigía a Reims. Cuatro de los pasajeros del convoy resultaron heridos y precisaron atención médica aunque sus lesiones eran de carácter leve y todos ellos se encuentran fuera de peligro.

RELACIONADO: Más noticias sobre sucesos en 'Tu Otro Diario'

Además, han trascendido detalles sobre las víctimas del trágico siniestro. Euronews asegura que se trata de un mujer que trabajaba como niñera, su propia hija, de 11 años de edad, así como los dos niños que cuidaba: una niña de tres años y un bebé. Los vecinos de Avenay-Val-D'Or, una localidad del departamento de Marne, al norte de Francia, aseguran que era una "persona genial" y se mostraban profundamente consternados por lo ocurrido, una noticia "difícil de digerir", han manifestado.

Accidente tren Francia

Las primeras pistas apuntan a que el paso a nivel funcionaba correctamente (Getty Images).

Euronews también añade que el conductor del tren, un Transporte Expreso Regional (TER), habría accionado el freno de emergencia cuando vio el coche parado sobre las vías, pero acabó arrollando al vehículo y se detuvo 400 metros más adelante. La investigación trata de esclarecer el motivo por el que la conductora habría hecho caso omiso a las señales luminosas y acústicas emitidas por el tren, que arrolló también una de las barreras del paso a nivel que había quedado atravesada en la vía, probablemente arrastrada por el coche antes de quedar detenido.