Un joven de Málaga irá a prisión por matar a otro para defender a una mujer que estaba siendo agredida

Tendrá que ingresar en la cárcel dos años e indemnizar a la familia del fallecido con 180.000 euros

por Tu otro diario /


Polémica en Málaga. Un hombre pasará dos años en prisión por un delito de homicidio imprudente, al haber causado la muerte a otro que agredió a una mujer para robarle el bolso en Fuengirola (Málaga). Los hechos ocurrieron en febrero de 2015 y la sentencia, que llegó justo cuatro años después, se acaba de hacer firme ahora. El joven tiene 15 días para ingresar voluntariamente en la cárcel. Para su abogado, Alfredo Herrera, esta condena envía un "mal mensaje" a la sociedad" porque criminaliza y castiga "una conducta solidaria".

Juzgados de Málaga

La fachada de los juzgados de Málaga (Google Street View).

Según la sentencia, la mujer se dirigía a su trabajo en un hotel en Fuengirola cuando fue abordada por una pareja que pretendía robarle el bolso. Ante su resistencia, la pareja empezó a agredirla, por lo que ella pidió auxilio. El ahora condenado vio lo sucedido y se acercó a la mujer y forcejeó con el ladrón, que cayó al suelo y se golpeó la cabeza. Acabó falleciendo dos días después en el hospital como consecuencia de una hemorragia cerebral provocada por el impacto al caer.

RELACIONADO: Un anciano fue condenado en 2018 por matar a un ladrón que asaltó su casa en Tenerife

En la sentencia, que cita Efe, el juez asegura que el joven condenado era "consciente de las graves consecuencias que podría causar su acción", por lo que concluye que los hechos fueron una "imprudencia grave". El joven malagueño tendrá que cumplir de forma efectiva la condena a dos años y, además, deberá indemnizar con 180.000 euros a las hijas del fallecido.

RELACIONADO: Más noticias sobre tribunales en 'Tu Otro Diario'

El abogado del hombre condenado, sin embargo, asegura que el golpe que propinó su cliente al fallecido tuvo unas consecuencias "impredecibles" y en ningún modo pudieron ser calculadas en el momento en que se produjo la acción, ya que la intención del ahora condenado, argumenta, fue ayudar "a una persona desvalida que estaba siendo apaleada para robarle el bolso".