Los planes de la DGT para este verano: de aumentar el número de radares a endurecer las multas

Con una previsión de 90 millones de desplazamientos, la DGT ha puesto en marcha su plan para este verano que incluye más radares, multas más duras… Infórmate

por Elena S. Bartolomé /


Un total de 90 millones de desplazamientos de largo recorrido. Esta es la previsión que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha hecho para este verano y, concretamente, para los meses de julio y agosto. Esta cifra supone un crecimiento de 1,5 millones si la comparamos con lo vivido en 2018. Evidentemente, estos movimientos no se producirán al mismo tiempo. Lo harán de forma escalonada en las diferentes operaciones salida y retorno que la DGT ha previsto. De esta forma, a los viajes emprendidos a principios de julio se unirá el regreso de los mismos y el plato fuerte, que llegará en agosto con unos 47 millones de trayectos repartidos entre el puente y la vuelta a la rutina prevista para el 1 de septiembre.

MedidasDGTVerano1

La DGT ha elaborado un plan de acción específico para este verano (Gtres).


Con tanto movimiento en las carreteras nacionales, la Dirección General de Tráfico se ha puesto el objetivo de controlar que todos estos desplazamientos se hacen de la forma correcta. Por ello ha puesto en marcha una serie de medidas que van desde la implantación de más radares hasta el endurecimiento de algunas multas. Estos son los planes de la DGT para este verano.

20 radares nuevos… y los que vendrán

Esta medida no es exclusiva del verano, pero la DGT sí ha activado una de sus partes coincidiendo con los meses con mayor número de desplazamientos. En las carreteras nacionales hay 20 nuevos radares fijos, que se unen a los ya existentes para sumar un total de 744 controles de este tipo. Junto a los de tramo (62 repartidos por la geografía española) son los encargados de controlar la velocidad.

Como decíamos, la instalación de nuevos radares no es algo propio de los meses estivales. No en vano, en lo que resta de año está previsto que lleguen 43 más fijos y 15 de tramo. Y es que la Dirección General de Tráfico tiene previsto acercarse a las cifras que se estilan en Europa, donde, por ejemplo, Francia cuenta con, aproximadamente, 4.000 radares y Reino Unido con unos 7.000 mientras que en España hay 1.738 puntos de control fijos.

Para ello, tendrán que duplicar y triplicar el número de estos controles, que se unirán a los 557 radares móviles, los 10 helicópteros Pegasus y los 8 drones, que vigilan pero no multan. Desde la DGT entienden que para reducir la mortalidad en los accidentes de tráfico hay que aumentar este tipo de vigilancia.

MedidasDGTVerano2

Este verano crecerá el número de radares (Gtres).


Límites de velocidad más bajo y más controlados

De cara al nuevo año, la Dirección General de Tráfico puso en marcha algunas medidas y una de ellas fue reducir los límites de velocidad de las carreteras convencionales. Con esta decisión pretenden reducir la siniestralidad en esas vías y cumplir el objetivo estipulado en la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020: situar la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes por debajo de 37, teniendo en cuenta que en 2019 fue de 39. Para ello, en enero las carreteras en las que se podía circular, como máximo, a 100 km/h rebajaron su límite a 90 km/h.

Con la llegada de los desplazamientos veraniegos, la Guardia Civil tiene 300 agentes más que en 2018 para velar por el cumplimiento de estos nuevos límites de velocidad. No en vano, esta vigilancia de las carreteras convencionales ha sido calificada como prioridad.

Más vigilancia para controlar el consumo de alcohol y drogas

El verano tiene muchos clásicos y no, no hablamos de la canción que más suena estos meses. Hacemos referencia al mayor número de controles que perseguirán a aquellos conductores que infrinjan las normas y se pongan al volante bajo los efectos del alcohol y/o las drogas. La DGT incrementará de manera especial el número de campañas que persiguen este objetivo para intentar que la mortalidad baje en las carreteras nacionales. Además, el consumo de estas sustancias estará castigado con sanciones más duras de lo habitual para crear un efecto más disuasorio.

Tráfico ya ha activado algunos de estos controles específicos y lo ha hecho de forma conjunta con la UE. Son actuaciones que se hacen en todo el territorio europeo y en el caso concreto de España, se llevaron a cabo hasta 25.000 controles diarios durante varias jornadas que persiguieron el consumo de alcohol y drogas.

RELACIONADO: Llega el verano y así debes preparar (y revisar) tu coche para evitar sorpresas desagradables 

Se endurecen las multas

Pensando en los desplazamientos de julio y agosto, pero sin perder de vista el resto del año, la DGT se ha puesto seria y ha endurecido sus castigos a aquellos conductores que se salten la ley. ¿Cómo? Aumentando la severidad de las multas y no sólo para los conductores que se pongan al volante bajo los efectos del alcohol y las drogas, como decíamos, también para los que circulen, por ejemplo, sin cinturón de seguridad. No serán las únicas multas que se endurecerán. Tráfico sabe que las distracciones al volante han crecido y por ello, utilizar el móvil cuando se conduce estará calificado como infracción muy grave e implicará la pérdida de 6 puntos.

Aumentan las exigencias de seguridad para los motoristas

Otro punto en el que la Dirección General de Tráfico ha querido reforzar la seguridad es en los conductores de motocicletas y ciclomotores. A partir de ahora deberán ir equipados con guantes de forma obligatoria, equiparando su uso al del casco.