Salen de la cueva las tres espeleólogas a las que se buscaba en Cantabria

Se perdieron durante el recorrido, se pararon para ser rescatadas y, cuando las localizaron, estaban 'desorientadas y agotadas por no dormir'

por EFE /


Las tres espeleólogas a las que se buscaba desde el domingo en la cueva cántabra Cueto-Coventosa han salido por su propio pie y acompañadas de los miembros del equipo de rescate y efectivos de la Guardia Civil. Las tres mujeres, dos de Barcelona y otra procedente de Vinaroz (Castellón), entraron el sábado a las 12.20 horas en la cueva situada en el municipio de Arredondo, según han informado los servicios de emergencias del Gobierno de Cantabria.

Tres espeleólogas

Las tres espeleólogas salen de la cueva cántabra Cueto-Coventosa acompañadas de los miembros del equipo de rescate (EFE)

La búsqueda se inició en la tarde-noche de ayer, después de que un compañero suyo diese aviso de que no habían salido a la hora prevista. En ese momento se desplegó un dispositivo de búsqueda compuesto por dos equipos que entraron cada uno de ellos por una de las dos bocas de la cueva.

RELACIONADO: Hallan en buen estado a las tres espeleólogas desaparecidas en una cueva de Cantabria

Las mujeres han sido localizadas sobre las cuatro de la madrugada por uno de los equipos, que las ha acompañado a un ritmo suave hasta la boca de Coventosa, por la que ya han salido. Lo han hecho caminando, pero apoyándose (al menos una de ellas, como puede observarse en la imagen) sobre los rescatistas.

Protección Civil de Arredondo, la localidad en la que se haya la cueva, ha felicitado, desde su perfil de Twitter, "a todos los medios intervinientes que han hecho que todo se acabe con un final feliz". También a sus voluntarios, "que han estado al pie del cañón, incluso sin dormir".

 

Las tres espeleólogas que han sido rescatadas esta tarde en buen estado de la cueva de Cueto-Coventosa, en Arredondo (Cantabria), se habían desorientado durante el recorrido por la cavidad de 6,7 kilómetros de longitud y se pararon a la espera de ser rescatadas. Así lo ha detallado en rueda de prensa uno de los espeleólogos que ha participado en el operativo de emergencia, José Antonio Santander, quien las ha encontrado "más o menos a mitad del recorrido desorientadas y agotadas por no dormir".

"Intentaron seguir, pero no estaban seguras del camino correcto y han hecho bien en detenerse, porque hubiera sido peor continuar sin tener clara la ruta", ha explicado Santander, quien ha asegurado que en su situación él hubiera hecho lo mismo. Y ha asegurado que cuando han llegado los rescatadores, las mujeres se han alegrado de verles y han recibido el "abrigo y comida caliente" que llevaban los espeléologos, entre ellos el propio Santander.

Una vez que han sido localizadas, las tres mujeres, dos vecinas de Barcelona y otra de Castellón, han continuado el camino por su propio pie llevando, incluso, "sus propios petates" con la ayuda de los rescatadores hasta el exterior de la cueva.

EL TRABAJO DE LOS EQUIPOS DE RESCATE

Han sido encontradas por los tres rescatadores que accedieron, pasada la una de la madrugada, por la entrada de Cueto, junto a la que hay un pozo vertical de más de 300 metros de profundidad, el mayor de Europa y el primer lugar donde buscaron. Otro grupo compuesto por cuatro efectivos accedió también sobre la una de la madrugada por Coventosa, saliendo a las ocho de la mañana sin noticias de las desaparecidas.

Por este mismo acceso se adentró, ya este lunes por la tarde, un tercer equipo provisto de comida y agua, y cuyos tres integrantes son los que salieron al exterior de la cueva a informar del hallazgo de las tres mujeres. Un cuarto equipo había entrado, también por Coventosa, para ayudarlas a salir.