Primeras palabras del padre de Julen tras la imputación al dueño del pozo donde falleció su hijo

Las relaciones en la familia y con quien fuera su amigo se encuentran rotas tras la tragedia vivida

por Tu otro diario /


El padre de Julen, José Roselló, ha roto su silencio tras conocerse la noticia de la imputación por homicidio imprudente de David Serrano, el dueño de la finca en la que se encontraba el pozo por el que cayó el pequeño. En declaraciones a Telecinco, Roselló ha dicho sentirse "aliviado" al tiempo que "dolido" porque no le ha "pedido perdón" y asegura que "si hubiera sido al revés, David me hubiera pegado dos tiros"

Padre Julen

José Roselló, el padre de Julen, en una imagen de archivo (Cordon Press). 

El dolor resulta mayor dada la circunstancia familiar: David es la pareja de la prima de la madre de Julen y José Roselló y él han mantenido una relación de amistad en el pasado. De hecho, el día del fatídico accidente habían ido todos a comer una paella en la finca. "No me ha pedido perdón", dice, al tiempo que recalca que las puertas de su casa "siempre han estado abiertas". Considera que él ha adoptado otra estrategia que pasaba primero por culpar al pocero, y luego directamente a ellos. 

RELACIONADO: La juez cree que David Serrano es responsable por no haber tapado el pozo

Esta misma mañana el propio David apuntaba en declaraciones a Telecinco que "el chiquillo estaba al cuidado de su madre". Y añadía: "¿Que yo he hecho un pozo mal? Perfecto, estoy acusado por eso, pero ¿por la muerte de un niño chiquitillo?". Roselló se ha mostrado especialmente molesto por estas declaraciones porque, asegura, "sabe cómo eramos con nuestros niños (...) si eso no hubiera estado allí no hubiera pasado nada". 

David Serrano (EFE).

Imagen de archivo de David Serrano, el dueño de la finca (EFE). 

La titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, encargado de determinar las causas que rodean la muerte de Julen consideró este miércoles que David Serrano, ha podido cometer un delito de homicidio imprudente grave, que está pensado con entre uno y cuatro años de prisión. La juez considera que hay indicios de criminalidad tras dejar abierto el pozo por el que cayó el pequeño Julen. La defensa de David Serrano ya ha anunciado que recurrirá la decisión.