No es ciencia ficción, es real: crean una réplica de la armadura de Iron Man que vuela y resiste a las balas

Adam Savage, responsable del programa de televisión Savage Builds, ha presentado en su primer episodio una réplica funcional de la armadura del superhéroe de Marvel

por Ismael Marinero /


¿Quién no ha fantaseado alguna vez con utilizar los poderes de alguno de los superhéroes más célebres de la galaxia? Conseguir emularlos gracias a la tecnología está al alcance de muy pocos. La semana pasada, Adam Savage, expresentador del programa 'Cazadores de mitos' en Discovery Channel, llevó a cabo lo que parecía imposible: la recreación funcional de una de las armaduras de Iron Man, resistente a las balas y capaz de volar.

adam-savage-junto-a-su-creacion

El presentador y experto en efectos especiales Adam Savage junto a la réplica del Mark II (Savage Builds) 

Savage, que a lo largo de su carrera ha participado en los departamentos de efectos especiales en más de cien anuncios y doce películas, entre ellas Terminator 3, Matrix y los Episodios I y II de Star Wars, acaba de estrenar Savage Builds en el canal televisivo Science. Y lo ha hecho emulando a Tony Stark al construir una réplica a escala real del traje Mark II, que aparecía en la primera adaptación cinematográfica de Marvel.

La Escuela de Minas de Colorado facilitó su impresora 3D de titanio para construir la mayoría de las 280 piezas del traje, utilizando el diseño original de Marvel Studios y el saber hacer de sus mejores ingenieros. El material permitió a Savage llevar a cabo una prueba de la que el traje salió airoso: desviar una bala del calibre 45 disparada a corta distancia.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

El vuelo era el otro gran desafío del programa. Para lograrlo, Savage recurrió a Richard Browning, fundador de Gravity Industries, una startup inglesa especializada en el diseño y construcción de jet packs (aparatos de propulsión a chorro). Tras intentar volar él mismo, Savage cedió el traje al propio Browning, que consiguió elevarse cinco metros sobre el suelo con el traje de Iron Man gracias a cinco mini motores a reacción de 1.000 caballos de potencia. 

“Si Tony Stark no fuera un personaje de ficción y estuviera haciendo un traje de Iron Man en este momento, así es precisamente como lo haría y ésta es la tecnología exacta que utilizaría”, explica Savage en un momento del episodio. Pero él no es el primero en intentarlo. En 2016, la compañía china especializada en robótica FutureWise construyó el exoesqueleto NK-01, una mezcla entre una de las armaduras de Iron Man, un Transformer y un mecha, los gigantescos robots con pilotos humanos habituales en el manga y el anime japonés. El traje funcionaba gracias a varios servomotores, que accionaban las extremidades -brazos, manos, piernas y cabeza- del invento. Su único “superpoder” eran los LEDs en el chasis del traje, que cambiaban de color dependiendo del estado de ánimo del piloto.

traje-iron-man

Richard Browning fue el encargado de hacer volar el traje (Savage Builds)

En próximos episodios de Savage Builds, el experto en efectos especiales tratará de crear una versión funcional de uno de los errores de ingeniería más notorios de la historia: The Great Panjandrum, un arma explosiva autopropulsada que el ejército británico intentó poner en marcha durante la Segunda Guerra Mundial. Para el diseño contará con el ingeniero principal de EDL (Entrada, Descenso y Aterrizaje) del Laboratorio de Ciencias de Marte de la NASA, Adam Steltzner. Otro de los proyectos más llamativos de Savage será construir tres vehículos postapocalípticos inspirados en Mad Max utilizando sólo coches y materiales encontrados en un desguace.