Cómo financiar la compra de un coche: hay vida más allá de los préstamos

¿Estás pensando en comprar un coche y vas a financiarlo? Existen opciones más allá del préstamo bancario o la financiación con la marca. Te las contamos

por Elena S. Bartolomé /


Comprar un coche (nuevo o usado) es, para la gran mayoría de las familias, la segunda inversión más grande a la que hacen frente por detrás de la adquisición de una casa y, por lo tanto, financiar la operación es un movimiento más que lógico. Enfrentarse a todo el entramado económico que supone un préstamo o una fórmula semejante no es fácil cuando no se manejan todos los términos técnicos. Las preguntas y las dudas son algo frecuente a la hora de elegir qué tipo de financiación es la más adecuada para cada conductor y, sobre todo, con cuál se puede ahorrar más dinero.

RELACIONADO: 10 errores que no debes cometer al comprar un coche

financiar-coche1

La mayor parte de la gente financia la compra de su coche (Gtres).


En el mundo del motor, elegir un préstamo del banco o de la financiera de la propia marca no son las únicas opciones que existen para asumir la compra de un coche. En esta pequeña guía te contamos que, además de las ya citadas, existen otros caminos como el leasing, el renting o la multiopción. Y no solo eso, te explicamos en qué consisten para que conozcas sus condiciones y estudies si podrás hacer frente a los pagos de tu nuevo coche.

Préstamo bancario

Todos los bancos ofrecen, entre sus servicios, préstamos para financiar diferentes operaciones: un viaje, una reforma en casa, etc. Hay algunos que, incluso, tienen productos específicos destinados a la compra de un coche y, además, diferencian entre vehículos nuevos y de segunda mano.

¿Cuáles son sus ventajas? La facilidad para obtener los fondos.

¿A qué hay que prestar atención? A las requisitos que debes cumplir para acceder a ellos, a las condiciones que llevan de forma intrínseca los préstamos bancarios y a la hora de hacer las cuentas para saber si te puedes permitir la operación, a las comisiones, a los tipos de interés y a los plazos de devolución.

En este sentido, es recomendable tener especial cuidado con las entidades que ofrecen la posibilidad de financiar pequeñas cantidades de dinero para hacer frente, por ejemplo, a la entrada del coche o al pago de la última cuota. Normalmente ofrecen un 0% de interés, una buena oferta que es posible debido a las condiciones que lleva asociadas el préstamo y que puede suponer la devolución del dinero en un período corto de tiempo o comisiones muy altas, entre otras.

financiarcoche2

Muchos bancos tienen préstamos específicos para la compra de coches (Gtres).


La financiera de la marca

Son muchas marcas de coche que deciden asociarse a una entidad bancaria o crear la suya propia para ofrecer préstamos a sus clientes y, así, generar una experiencia de compra lo más completa posible.

¿Cuáles son sus ventajas? Normalmente, son más flexibles que los bancos porque, además de los intereses, también se llevan la comisión por la venta del coche. A esto hay que añadir que cuando todas las cuotas están pagadas, dan al conductor la posibilidad de quedarse con el vehículo, devolverlo o cambiarlo por otro pagando la diferencia.

Finalmente, hay algo a favor de financiar el coche con la propia marca que se ha convertido en un factor determinante para muchos conductores. Esta fórmula suele ir asociada a descuentos (que, en ocasiones, pueden llegar a ser de miles de euros) ya que la marca recuperará esa rebaja con los intereses y, de paso, se reserva la opción de convertir la deuda en títulos financieros y llevarla a los mercados de capitales.

¿A qué hay que prestar atención? Igual que en el caso de los bancos, a las condiciones del préstamo. Hay muchas marcas que asocian su financiación a la contratación de determinados productos como el seguro de coche o uno de vida y otras establecen unos intereses que pueden ser más elevados que los que ofrece una entidad bancaria.

financiarcoche3

La multiopción es una fórmula exclusiva para coches nuevos (Gtres).


La multiopción

La multiopción es una fórmula válida únicamente para coches nuevos y con la que el conductor se encontrará en diversos concesionarios. ¿En qué consiste? El conductor paga una parte del precio del coche durante un tiempo, que está entre los dos y los tres años, y cuando este periodo finaliza, debe elegir entre devolver el coche o quedárselo. En este último caso, tendrá que pagar la última cuota conocida como Valor Futuro Mínimo Garantizado (VFMG). Finalmente, hay que tener en cuenta que el valor del coche habrá sido pactado desde el inicio con una serie de condiciones.

¿Cuáles son sus ventajas? Es más flexible que el préstamo de un banco y es una vía recomendable para aquellos conductores que necesitan financiación para la compra de su vehículo, pero tienen dudas.

¿A qué hay que prestar atención? La multipción tiene algunas condiciones que deben ser consideradas. La TAE que lleva asociada, normalmente, es más alta que la de un préstamo bancario (un 10% frente a un 6 o un 7%), el kilometraje suele estar limitado y hay condiciones obligatorias como, por ejemplo, contratar un seguro a todo riesgo para proteger el coche.

financiarcoche4

El leasing es un arrendamiento financiero para comprar un coche (Gtres).


Leasing

El leasing es una financiación que tiene como objetivo la compra del coche porque en la mayoría de los casos el cliente tiene la intención de adquirirlo, pero no la obligación. Hay que abonar una cuota periódica fija y, a diferencia del renting (que es más parecido a alquiler un coche que a financiarlo), el conductor corre con todos los gastos, riesgos, derechos y obligaciones que implica tener un coche en propiedad. Al ser un arrendamiento financiero, la operación se cierra en una entidad bancaria y el contrato suele durar, como mínimo, dos años. Tras ese tiempo, el cliente elegir entre comprar el coche por su valor residual, renovar el contrato, cambiar de vehículo o devolver el coche.

¿Cuáles son sus ventajas? Como en muchos de los casos anteriores, su flexibilidad y la posibilidad que tiene el conductor de tomar diferentes decisiones sobre el futuro de su coche.

¿A qué hay que prestar atención? A los costes que supone o a las penalizaciones que se pueden incluir, por ejemplo, si supera el número de kilómetros acordados en el contrato. Además, en muchas ocasiones, las empresas de leasing pueden obligar a contratar un seguro a todo riesgo.