El padre de la pequeña Nadia queda en libertad tras dos años y medio en la cárcel

Ha cumplido la mitad de la condena que se le ha impuesto, el tiempo máximo que puede estar en prisión preventiva

por Tu otro diario /


La Audiencia de Lleida ha comunicado este martes a la cárcel de Ponent la libertad de Fernando Blanco, condenado a cinco años de cárcel por utilizar la enfermedad de su hija, Nadia, afectada de tricotiodistrofia como engaño, al cumplirse dos años y medio en prisión preventiva, la mitad de la condena. El auto de la Audiencia de Lleida emitido este martes retira el pasaporte a Blanco y le obliga a presentarse en un juzgado del territorio nacional los días 1 y 15 de cada mes, han informado fuentes de la Fiscalía.

Nadia y su padre

El padre de Nadia, con la niña, en una imagen de sus redes sociales.

La sentencia de la Audiencia de Lleida que le condenó no es firme, y el viernes pasado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) hizo pública la sentencia en la que ratificaba la pena de cinco años para Blanco y de tres y medio para la madre, Marga Garau, en una sentencia en la que obliga a la Audiencia de Lleida a redactarla de nuevo con una individualización de los perjudicados a quienes se tiene que indemnizar y concretar las cantidades. Al no ser una sentencia firme y estar recurrida, la situación del padre de la niña sigue siendo de prisión provisional y la ley prohíbe que alguien pueda estar en prisión provisional más de la mitad del tiempo que ha sido condenado.

RELACIONADO: Más noticias sobre estos padres que aprovecharon la enfermedad de su hija para lucrarse

El TSJC estima así parte del recurso del abogado de Blanco, obliga a la Audiencia a escribir de nuevo la parte del fallo correspondiente a las indemnizaciones y rechaza el resto de argumentos de la defensa del padre y todos los de la madre considerando probada la estafa.