La mayor indemnización por una negligencia médica en España: 4 millones por daños a una bebé en un parto

La familia espera que el dinero les permita acceder a nuevos tratamientos para la pequeña, que sufre parálisis cerebral

por Europa Press /


Histórica sentencia que condena al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a hacerse cargo de la mayor indemnización jamás reconocida en España: 4,2 millones de euros por los daños que sufrió una menor durante el parto en un hospital público andaluz en 2015. El SAS deberá abonar 1,5 millones de euros y la compañía aseguradora, Zurich, los 2,7 millones restantes. Un alivio para la familia, que debe asumir los gastos médicos asociados a la parálisis cerebral que sufre la pequeña, quien tiene reconocida una discapacidad del 80 por ciento. 

Bebé Hospital (EFE)

Imagen de archivo de un bebé recién nacido en un hospital (EFE). 

Hasta el momento de ponerse de parto, la madre había tenido una gestación normal, sin  problemas. Según expone la sentencia, recogida por Europa Press, ingresó sobre las 12.50 de la mañana del 5 de febrero de 2015 tras romper aguas. En ese momento, detectaron la presencia de meconio, que obliga a adelantar el parto ante el posible riesgo para el bebé. Sin embargo, la cesárea no se produjo hasta las 16.35 horas y se finalizó sobre las 17.10 horas. La niña nació con hipoxia (falta de oxígeno) y, de ahí, los graves problemas que ahora sufre: parálisis cerebral con dificultades de movilidad en las cuatro extremidades, retraso psicomotor y ceguera. 

RELACIONADO: Los padres de la niña de 2 años que murió en el Hospital de Vinarós se querellan y lanzan una sincera petición

"La cesárea fue tardíamente indicada y practicada, produciéndose un sufrimiento fetal agudo con hipoxia-isquemia, presentando la nacida a los 30 minutos de vida quejido y aleteo nasal, característico de esa falta de oxigenación. Existió relación causal entre la hipoxia intraparto y las lesiones neurológicas", justifican los jueces.

Según 'El Mundo', la madre de la menor, que no ha querido revelar el nombre del hospital en el que sucedieron los hechos y que ha preferido mantener el anonimato, espera que el dinero de la indeminzación le sirva para pagar tratamientos especiales, como las células madre, que podrían mejorar la calidad de vida de la pequeña. Hoy, con cuatro años, necesita cuidados constantes de los que se ocupa su madre, y su hermana mayor, de seis, se pregunta por qué no puede andar o comer sola. Con todo, lo más importante para la familia es sentar un precedente para que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir

RELACIONADO: El hospital de Castellón donde murió una bebé por supuesta negligencia médica apunta a una cadena de errores

La histórica sentencia ha sido obtenida gracias a la labor del letrado Álvaro Sardinero, especialista en Derecho Sanitario y adscrito a los Servicios Jurídicos de la asociación 'El Defensor del Paciente', una organización especilizada en este tipo de casos. Sin embargo, no es todavía firme: es recurrible en un plazo de 20 días ante este mismo juzgado para ser debatido por la Audiencia Provincial de Madrid.