Cinco apps de mensajería más seguras que WhatsApp y libres de publicidad

La futura llegada de la publicidad a WhatsApp lleva a los usuarios a buscar aplicaciones de mensajería sin anuncios y que aseguran mayor privacidad

por Ismael Marinero /


Durante el Facebook Marketing Summit 2019, la compañía de Mark Zuckerberg mostró una de las novedades más temidas por los usuarios de WhatsApp, la aplicación de mensajería más popular del mundo: la publicidad. A partir de 2020, de manera similar a lo que sucede con las stories de Instagram, los Estados de WhatsApp mostrarán una foto o un link de terceros, aunque todo indica que los anuncios acabarán llegando incluso a los chats privados. Aquí te proponemos cinco de las mejores alternativas a la aplicación que utilizan más de 500 millones de personas al día en todo el globo.

WeChat

WeChat es la segunda aplicación de mensajería con mayor número de usuarios del mundo (Getty Images).

Telegram

Es el más conocida en Europa de los rivales de WhatsApp y no es de extrañar. Telegram se enorgullece de que, desde su puesta en marcha en 2013, no ha compartido ni un solo byte de datos de ningún usuario con ninguna empresa externa. Además, te da la posibilidad de utilizar la función "chat secreto" que, entre otras cosas, impide que los participantes hagan capturas de pantalla ni reenvíen ningún mensaje. Para cubrirte del todo, también cuenta con un sistema de autodestrucción de los mensajes, para que no quede rastro de las conversaciones privadas.

Otra de las ventajas de Telegram es que permite enviar archivos de cualquier tipo de hasta 1.5 GB, una gran diferencia con respecto a los 100 MB de WhatsApp. También cuenta con la posibilidad de editar los mensajes y crear o participar en los "super grupos", que pueden albergar hasta 1.000 miembros en canales públicos o privados.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Signal

Algunos lo consideran un simple clon de Telegram, pero Signal ofrece una mayor privacidad. Basado en software libre y de código abierto, esta aplicación de mensajería es la que utilizan habitualmente personas tan preocupadas por la privacidad como Edward Snowden. Al no depender de una gran compañía, sino de miles de programadores que colaboran en su mantenimiento y actualizaciones, es muy poco probable que incluya publicidad en un futuro.

Su código ha sido supervisado por expertos en seguridad y privacidad, que han convertido a Signal en, probablemente, la aplicación de mensajería más segura tanto en iOS como en Android. Cuenta con un fuerte sistema de cifrado de extremo a extremo, no guarda registros de las llamadas y permite poner un PIN de bloqueo para acceder a los chats. Además de la privacidad, otras de sus funciones más destacadas permiten el envío de mensajes de grupo, texto, voz, vídeo, documentos e imágenes de alta calidad a cualquier parte del mundo sin coste alguno por SMS o MMS.

LINE

Se trata de una aplicación de origen japonés que ofrece un potente conjunto de funciones como llamadas, miles de pegatinas y una interfaz limpia y personalizable al cien por cien. Utiliza menos datos que WhatsApp durante las llamadas y también cuenta con medidas de seguridad como el cifrado de extremo a extremo.

Aunque ciertas funciones requieren que LINE acceda a la lista de contactos y la ubicación del usuario, todo es opcional y las conversaciones y archivos que se envían en los distintos chats están cifrados en los servidores de LINE. También puedes configurar temporizadores para borrar periódicamente los mensajes enviados y recibidos.

Guild

En inglés, guild significa gremio o asociación. Y en esa idea se han querido apoyar los creadores de esta aplicación de mensajería pensada para colectivos profesionales, congresos y redes de trabajo. Es tan fácil de utilizar como WhatsApp, pero está diseñado únicamente para profesionales y, de momento, solo se puede acceder por invitación. Permite tener perfiles de empresa y es compatible con el Reglamento General de Protección de Datos europeo, a diferencia de la mayoría de las aplicaciones de mensajería más populares. Además, una de sus promesas más firmes es que "nunca, nunca te mostrará ninguna publicidad".

El mayor esfuerzo de sus programadores está enfocado en la privacidad. Los miembros de cada grupo tienen el control total sobre sus propios datos, así que si deciden salir, pueden borrarlo todo. No hay un directorio de miembros en el que buscar ni perfiles públicos, así que nadie puede encontrarte a través de esta aplicación. De hecho, no hay forma de solicitar el ingreso a un grupo, sólo puedes acceder si eres su creador o un anfitrión te invita a formar parte de él.

RELACIONADO: WhatsApp contra Telegram ¿cuál es mejor?

WeChat

Es la dominadora del mercado chino y pretende ejercer de todo-en-uno: aplicación de mensajería, red social, motor de búsqueda y método de pago para el comercio electrónico. En ese sentido, WeChat Pay te permite reservar un vuelo, hacer pedidos online o pedir un taxi sin necesidad de salir de la aplicación. También puedes usar el monedero electrónico de WeChat para recargas móviles y realizar transferencias de dinero a tus amigos.

Otra de las funcionalidades que hacen de WeChat algo distinto es que cuenta con la posibilidad de traducir los mensajes, tanto enviados como recibidos, a varios idiomas, para facilitar la comunicación entre personas de diferentes nacionalidades. La aplicación también ofrece características únicas en combinación con el GPS como el "radar de amigos" o individuos cercanos, para descubrir contactos que se encuentren en las inmediaciones.