Las mujeres toman los principales escenarios del Primavera Sound en la primera jornada

La decisión del festival de implantar la paridad de géneros en el cartel ha dado sus primeros frutos

por EFE /


El rock lleno de referencias clásicas de Courtney Barnett ha liderado la noche en el principal escenario del Primavera Sound, mientras en otro de los espacios grandes sonaba Christine and The Queens, en una primera jornada en la que las mujeres han reinado desde primera hasta última hora. La decisión del festival de implantar la paridad de géneros en el cartel ha dado sus primeros frutos este jueves, con conciertos contundentes y sólidos como el de la australiana Courtney Barnett, que ha empezado con "Avant Gardener", de su exitoso álbum de debut, y ha seguido con temas del más introspectivo "Tell Me How You Really Feel".

Las mujeres toman los principales escenarios del Primavera Sound en la primera jornada

Las mujeres toman los principales escenarios del Primavera Sound en la primera jornada (EFE). 

Los hombres también han dado muchas alegrías este jueves a públicos tan diferentes como los de Interpol y su indie-rock de toda la vida o Nas, uno de los mejores raperos de la historia. Con una puesta en escena exquisita, Interpol han salido al escenario reclamados por los silbidos de un público que protestaba por el retraso del grupo y, seguramente, por las ganas que había de disfrutar de la banda neoyorquina.

Vestidos con traje, gafas de aviador pese a que ya eran las once de la noche, la formación clavada e inamovible y unas cámaras retransmitiendo su actuación por las pantallas en blanco y negro, los miembros de Interpol parecían estar grabando un videoclip más que tocando en un macrofestival. Su música y la espectacular iluminación ha hecho las delicias del público, que en esta actuación estaba integrado, sobretodo, por treinta y cuarentañeros.

En un registro muy diferente y con un público más joven, Nas ha ofrecido uno de los directos más potentes de la noche, en un lugar en el que no cabía ni un alfiler y en el que seguía entrando gente milagrosamente. En cuanto ha salido el rapero a escena, miles de móviles han alumbrado con sus linternas ese espacio que antes solía ser de los mecheros y los gritos se han aunado para recibir al artífice de "Street dreams", que ha sonado nada más empezar el concierto, para sorpresa y gran alegría de sus seguidores.

Antes ha actuado Marc DeMarco, el 'enfant terrible' canadiense que ha hecho enloquecer a su público, antes incluso de empezar a cantar. Entre calada al cigarro y trago a la botella de vino han sonado "Salad Days" y "Nobody", pero la gente pedía con gritos y pancartas "Still Beating" y DeMarco no podía negarse.

La complicidad creada entre el público y el cantante canadiense, que ya es la cuarta vez que actúa en el Primavera Sound, ha sido tal que los asistentes han coreado hasta los solos de guitarra y DeMarco y su grupo no han parado de hacer chistes y protagonizar todo tipo de dedicatorias, como la que han ofrecido a una pareja que se encuentra de luna de miel en el Primavera.

Entre las mujeres que han dejado huella cabe destacar la cantante francesa Héloïse Letissier, líder de Christine and the Queens, que ha demostrado que la danza contemporánea casa perfectamente con el pop. A primera hora también ha habido un nutrido grupo de mujeres copando los escenarios grandes y pequeños como la sudafricana Alice Phoebe Lu con su directo expresivo, la voz dulce de Odina y el punk-rock de The Mani-las.

En los próximos días las mujeres seguirán llevando el cetro, con Miley Cyrus como cabeza de cartel de este viernes y Rosalía de este sábado.