Google Maps comenzará a mostrar los radares de las carreteras españolas

La aplicación avisará a los conductores de los radares fijos más próximos

por Juan Antonio Marín /


Google Maps ha estrenado una nueva funcionalidad muy esperada por todos los usuarios de la aplicación. Hasta ahora, este servicio de mapas ofrecía datos en tiempo real sobre el tráfico, localizaciones cercanas de interés (como gasolineras, restaurantes, hoteles o estaciones de servicio) y también calculaba el tiempo total en llegar de un punto a otro. Sin embargo, había que utilizar aplicaciones externas para comprobar si existían radares fijos en la ruta o saber los límites de velocidad de una carretera en concreto.

google-maps-radares-espana

Usuarios usando un mapa en su smartphone (Unsplash).

Finalmente, este popular sistema de rutas que funciona por GPS incluirá en su base de datos toda la información actualizada sobre los radares de las carreteras españolas. Un paso muy importante para que los conductores dispongan de toda la información acerca del viaje que están realizando.

¿Cómo lo hace?

Google está permanentemente conectado con el tráfico de cada una de las ciudades donde ofrece su servicio. La compañía cuenta con tres métodos de obtención de datos para ofrecer una información tan fiable. Por un lado, monitoriza las horas punta de todos los tramos, por lo que es capaz de anticipar atascos en la mayoría de situaciones.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Por otro lado, la compañía trabaja codo con codo con la Dirección General de Tráfico (DGT) así como con agencias externas que le proporcionan información detallada de cómo está el tráfico en cada momento en una determinada ciudad. Esta relación hace posible que la aplicación ofrezca detalles de tráfico muy precisos, como si hay una retención en determinado carril de la autovía o bien el punto exacto donde ha ocurrido un accidente y el tiempo que tardará en despejarse la carretera.

Por último, los propios usuarios también colaboran de manera pasiva con este sistema, dado que, si se tiene la ubicación activada en todo momento, la app recopila información de la posición y el tiempo que tardan en recorrer cada ruta. Estas tres fuentes de información convergen en una especie de 'historial' de tráfico, en el que consiguen anticiparse con bastante precisión a lo que ocurrirá en una determinada ruta o carretera.

Una manera de mejorar la seguridad vial

Google Maps ha revolucionado la forma en la que los conductores realizan sus rutas. Atrás quedaron los tiempos en los que un obsoleto GPS indicaba rutas que daban demasiado rodeo o que sencillamente estaban desactualizadas con los cambios y obras de algunas ciudades. Ahora, la aplicación es capaz de mostrar siempre la ruta más rápida y cómoda para el usuario, ofreciendo la posibilidad de evitar peajes o, como en el caso de los radares, protegiendo de multas por exceso de velocidad. 

Además, la aplicación ayuda a mejorar la seguridad vial, ya que advierte de los tramos más congestionados para que el conductor pueda evitarlos y ofrece información en tiempo real de accidentes de tráfico. Avances cada vez más interesantes para mejorar la experiencia a la hora de conducir, pero también la forma en la que interactúan vehículo, carretera y conductor. Una ecuación que ya nunca será la misma.