Microsoft, a la conquista de la realidad aumentada con Minecraft Earth, un Pokémon Go con bloques y edificios

El lanzamiento tendrá lugar en 2020 y el videojuego permitirá interactuar con entornos reales gracias a la cámara del móvil y el GPS

por Ismael Marinero /


Se cumple una década desde que Mojang, una compañía independiente de videojuegos sueca, lanzó Minecraft, un singular juego de mundo abierto con píxeles como puños y una profundidad jugable casi infinita. Diez años después, suma cerca de 100 millones de jugadores mensuales. Lo que empezó como una aventura financiada únicamente por las compras de los primeros usuarios, ha ido actualizándose y mejorando en las distintas plataformas hasta convertirse en un fenómeno social en todo el globo. Ahora Microsoft, que se hizo con los derechos del juego tras pagar 2.500 millones de euros en 2015, quiere dar un paso más, implementando la realidad aumentada a través de la cámara y el GPS de los smartphones.

Minecraft Earth

Minecraft Earth permitirá interactuar a varios usuarios a la vez (Microsoft)

Si Pokémon Go logró el éxito llevando la caza de pokémons de los juegos originales al mundo real, la idea detrás de Minecraft Earth es similar, cambiando las pequeñas criaturillas por bloques de construcción. Según las primeras imágenes que el equipo de Microsoft ha compartido con la prensa, cuando entras en el juego ves un mapa de tu entorno y puedes caminar a lugares o edificios para tocarlos y así extraer distintos tipos de bloques. Estos van a tu inventario y te permiten empezar a construir tus propias estructuras.

Lo único que necesitas para empezar es una superficie plana que se convertirá en una tabla de construcción virtual. Ya solo tienes que seleccionar los bloques deseados, apuntar con el teléfono hacia el lugar en el que deseas colocarlos y tocar la pantalla para que sean los cimientos de tu nueva construcción.

RELACIONADO: Más noticias sobre Videojuegos

A diferencia del Minecraft clásico, en esta nueva versión podrás rodear y admirar lo que acabas de construir desde todos los ángulos imaginables mirando a través de la pantalla de tu teléfono. Otra de las ventajas es poder guardar esa construcción y colocarla en cualquier superficie plana de tamaño similar o enviarle un enlace a un amigo, para que pueda descargarla, verla y editarla.

 

Se abre así un amplísimo mundo de posibilidades. Los jugadores pueden modificar la escala de sus edificios en función del espacio que ocupen. Es decir, en la mesa del salón tu castillo puede parecer ideal apenas un juguete, pero en la calle puedes aumentar su escala para que ocupe una superficie de hasta 32 metros cuadrados. Así, se pueden crear estructuras lo suficientemente grandes como para atravesar sus paredes y caminar a través de ellas. Para que otros usuarios sepan quién ha construido un edificio concreto, puedes colocar una copia de tu avatar como si fuera tu firma.

RELACIONADO: Estas apps te permiten ver cómo quedarían los muebles antes de comprarlos

Como en el juego original, no todo consiste en construir. En el mapa existen zonas de Aventura, donde se encuentran minas escondidas bajo la superficie repletas de esqueletos y otros monstruos. Si logras acabar con todos los enemigos, serás recompensado con nuevos bloques, armas y armaduras. Si cualquier otro jugador se presenta en la misma misión, se puede aceptar el desafío en equipo, para que todos los integrantes reciban las mismas recompensas.

En definitiva, una vuelta de tuerca a uno de los juegos más importantes de la década, que apunta a reeditar el formidable éxito inicial de Pokémon Go.