WhatsApp contra Telegram ¿cuál es mejor?

Las dos grandes aplicaciones de mensajería instantánea, frente a frente

por Juan Antonio Marín /


Desde hace algunos años, las aplicaciones de mensajería instantánea han llegado a nuestras vidas para quedarse. Hoy en día, no se entiende la comunicación con familiares, amigos o pareja sin que pase por estas apps que todos tenemos en nuestros smartphones. Sin embargo, igual que existen fanáticos del Real Madrid y del Barça, o partidarios de la tortilla de patatas con cebolla y sin cebolla, también en el mundo de las aplicaciones existen los que son acérrimos seguidores de WhatsApp y de Telegram. Hoy confrontamos a estas dos aplicaciones para ver cuál es la que ofrece más ventajas.

whatsapp-telegram-mejor-app

Usuario utilizando WhatsApp en su smartphone (Unsplash).

WhatsApp: el gigante propiedad de Facebook

La aplicación estrella de cualquier teléfono móvil, la que más minutos de uso acumula y la que usan por igual madres, abuelas e hijas. WhatsApp ha traspasado las fronteras de lo que una app puede significar para ser un imprescindible en los procesos de comunicación de la sociedad actual. Pocas personas quedan que no la hayan instalado en sus dispositivos, e incluso los que hacen años eran reacios han terminado por claudicar ante la falta de conexión que supone no tenerla.

La aplicación hace muy bien su trabajo, permitiendo enviar mensajes entre varios teléfonos móviles y ha introducido mejoras (mensajes cifrados más seguros, posibilidad de compartir documentos, ubicación e imágenes o la inclusión de los stickers) que la han hecho crecer, sobre todo, después de la compra de la compañía por parte de Facebook. Aunque, aquí es donde podría venir la parte negativa, todos los datos de las comunicaciones que se realizan desde la aplicación pasan por el gigante azul… lo que supone una menor privacidad.

Telegram: el segundo de la lista

Por su parte, Telegram no ha tenido problema en asumir que es el segundo plato de millones de usuarios, lo que no tiene nada de malo. Ante la imposibilidad de competir con la ingente base de datos de la fusión entre WhatsApp y Facebook, la aplicación se ha centrado en ofrecer mejoras en la aplicación y un sistema sólido que rara vez sufre las caídas de su principal rival.

Entre sus principales ventajas, al margen de las que tiene en común con WhatsApp, la aplicación no para de innovar en modos de comunicación. Por ejemplo, con la inclusión de canales, una especie de blogs en tiempo real donde el usuario puede suscribirse a cualquier tema que le interese: empleo, tecnología, cultura. De hecho, muchos medios de comunicación ya se han lanzado a publicar noticias en este tipo de canales gracias a la buena acogida que tienen. También fueron los primeros en lanzar la edición de mensajes y también la eliminación de estos, para esos que se mandan sin querer, la posibilidad de crear stickers personalizados (o descargar los de la comunidad de manera gratuita) y la posiblidad de compartir fotografías en el formato original sin que el programa altere su calidad (como hace WhatsApp).

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Además, la aplicación permite enviar mensajes a uno mismo, lo que denomina como 'Mensajes guardados'. Esta utilidad es muy práctica, ya que permite almacenar en el servidor online todo tipo de archivos, enlaces o fotografías como una especie de disco duro virtual.

En resumen, ambas aplicaciones tienen sus pros y sus contras, aunque quizá una de las que más valoran los usuarios es que Telegram es multiplataforma. Es decir, tiene una aplicación para móvil, otra para tablet y otra para ordenador, lo que permite utilizarla en cualquier situación de manera cómoda. Una de las grandes asignaturas pendientes de WhatsApp, que solo está disponible, de manera oficial, para móvil y ordenador.