El escalofriante testimonio de Josefa, la exnovia de Bernardo Montoya, acusado del crimen de Laura Luelmo

La mujer, a quien el detenido acusa de haber matado a la joven profesora, ha comparecido ante la juez

por Tu otro diario /


Josefa Carmina Garrido asegura que Bernardo Montoya "lleva en la sangre matar. Le gusta matar". La exnovia del principal sospechoso de la muerte de Laura Luelmo ha hecho esta estremecedora declaración tras haber comparecido este lunes ante la juez para defenderse de sus acusaciones: dijo que era ella quien había acabado con la vida de la joven profesora movida por los celos. Garrido, que ha respondido a todos los abogados salvo a Miguel Rivera, que lleva la defensa de Montoya, ha subrayado que es "inocente", que hace mucho tiempo que no se veían y que ella "no ha matado a nadie"

Josefa (La Sexta)

Josefa Carmina Garrido a las puertas de los juzgados (La Sexta TV)

Josefa, que el pasado 16 de mayo estaba citada en el juzgado pero no acudió a declarar, se presentó en la mañana de este lunes haciendo "un esfuerzo" y para que "la gente sepa que no tengo nada que temer". Según dijo ya la semana pasada, el día de la citación estaba "enferma" y no tenía dinero para desplazarse, y ahora ha entregado "papeles" para justificar su incomparecencia. Al presentarse de motu propio, tuvo que esperar durante todo el día, pero a última hora de la tarde pudo por fin ofrecer su versión.

RELACIONADO: Toda la información sobre el crimen de Laura Luelmo

En cuanto a las declaraciones vertidas sobre ella por Bernardo Montoya, ha señalado que "lo va a pagar y con creces", porque "él es un delincuente de los grandes", ya que, ha aseverado, "es un asesino". También se ha referido a la supuestas pruebas contra ella, que ha negado que existiesen, porque si las hubiera "estaría ya en prisión", ha asegurado.

Bernardo Montoya

Bernardo Montoya es conducido por agentes de la Guardia Civil (Europa Press). 

Aunque dijo estar muy agobiada por la situación, se ha mostrado satisfecha tras haber respondido a las preguntas de la juez. Ha insistido en que hacía mucho tiempo que no veía a Bernardo y en que "ese hombre yo no tengo la culpa de que se lo invente". "La muerte de la chiquilla la tiene que pagar, porque ella que está arriba lo va a querer".

RELACIONADO: Dos detenidos por vejar en redes sociales a Laura Luelmo y a su familia

Bernardo Montoya se autoinculpó en una primera declaración judicial, que finalmente cambió para acusar a su expareja Josefa, quien, según él, habría atacado a la joven profesora zamorana con un martillo. De acuerdo con su letrado, explicó que "lo hizo por amor" y porque "no se encontraba en condiciones muy idóneas" cuando confesó la autoría del crimen. Lo cierto es que los datos revelados por las pruebas científicas no parecen concordar con este último relato del acusado y revelan una gran crueldad

Laura Luelmo

Laura Luelmo, la joven profesora cuyo cuerpo sin vida fue hallado el pasado 17 de diciembre (Laura Luelmo).

Los hechos sucedieron el pasado mes de diciembre, cuando la joven profesora natural de Zamora Laura Luelmo desapareció en El Campillo (Huelva), donde residía tras ocupar una plaza de profesora en un instituto de Nerva. Tras su desaparición el día 12, su cuerpo sin vida se encontró el día 17 con signos de violencia en un paraje de los alrededores de la localidad. Un día después, Bernardo Montoya fue detenido como principal sospechoso.