Una pareja de gallegos, entre los fallecidos en los atentados de Sri Lanka

Los jóvenes, de la localidad pontevedresa de Pontecesures, estaban de vacaciones en el país asiático

por EFE /


Dos jóvenes gallegos se encuentra entre los 290 fallecidos en los atentados de este domingo en Sri Lanka. Se trata de María González Vicente y Alberto Chaves. Ella era de Pontecesures (Pontevedra) y él, de Rianxo (A Coruña), había residido en la misma localidad que la joven, aunque vivía en la India desde hace algún tiempo por motivos laborales. María había ido a visitar a Alberto y ambos estaban pasando unos días de vacaciones en el vecino país de Sri Lanka. Allí, se alojaban en uno de los hoteles atacados.

Gallegos fallecidos Sri Lanka

Una pareja de gallegos, María González y Alberto Chaves, se encuentra entre los fallecidos en los atentados de Sri Lanka (EFE)

Sus familiares, que hablaron con ellos por última vez el sábado, son quienes han dado la voz de alarma después de intentar, sin éxito, volver a contactar después de la cadena de atentados. Les habrían identificado por los tatuajes, según publica 'El Correo Gallego'.

RELACIONADO: Dolor por la muerte de tres de los cuatro hijos del multimillonario dueño de ASOS en los atentados de Sri Lanka

Aún no hay información del Ministerio de Exteriores o de la Embajada en India (que se ha encargado de la búsqueda de estos dos jóvenes al no haber representación diplomática en Sri Lanka). Es el alcade de Pontecesures, Juan Manuel Vidal, quien ha confirmado a Efe lo sucedido.

Hotel Shangri-La

Fuerzas de seguridad de Sri Lanka en el Shangri-La, uno de los hoteles atacados (Getty Images)

Vidal ha detallado que la pareja tenía 32 y 31 años. Ha admitido, además, que se siente "un poco sobrepasado", ya que la joven vivía a apenas 500 metros de su casa. Ha convocado esta tarde una reunión de portavoces municipales y este martes habrá un pleno extraordinario en el que se decretarán varias jornadas de luto oficial.

María trabajaba en la empresa textil de su padre, con sede en Padrón (A Coruña), y Alberto en la planta en India de Profand, una compañía viguesa que comercializa congelados y productos del mar.