Los dueños de las grandes firmas del lujo de Francia arriman el hombro para la reconstrucción de Notre Dame

El presidente francés, Emmanuel Macron, ya ha prometido que volverán a levantar el monumento: 'Es nuestra historia'

por Tu otro diario /


Tras el pavoroso incendio que ha devorado la catedral de Notre Dame y que ha encogido el alma de todos los europeos se presentan muchas incógnitas, entre ellas la magnitud de los daños o el origen del fuego. Pero en medio de tantas inquietudes, los franceses se aferran a una certeza: el monumento será reconstruido. Así lo adelantaba este lunes el presidente de Francia Emmanuel Macron, y esta mañana una reunión extraordinaria de ministros aventuraba un primer plan de reconstrucción. Además, entre los primeros en recoger el testigo para arrimar el hombro han estado algunas de las fortunas más importantes de Francia.

Incendio Notre Dame (Getty Images)

Los daños ocasionados por el fuego aún no han podido calcularse (Getty Images). 

El primero en anunciar una importante donación anoche mismo fue el multimillonario François-Henri Pinault, quien dirige el conglomerado de firmas de lujo Kering, del que forman parte Gucci, Stella McCartney, Alexander McQueen e Yves Saint Laurent. "Mi padre (François Pinault) y yo decidimos desbloquear de los fondos de Artemis una suma de 100 millones de euros para participar en un esfuerzo que será necesario para la reconstrucción completa de Notre Dame", dijo en un comunicado. "Esta tragedia golpea a todos los franceses y mucho más a todos aquellos que están apegados a los valores espirituales", agregó el considerado como el séptimo hombre más rico del mundo según la revista Forbes

RELACIONADO: Los bomberos anuncian la extinción total del incendio 

Esta mañana la familia Arnault y el grupo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) se han sumado a la iniciativa. "La familia Arnault y el gupo LVMH, en solidaridad con esta tragedia nacional, se suman a la reconstrucción de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad", rezaba su comunicado. Aportará 200 millones más. En total, 300 millones de euros que serán a buen seguro necesarios para paliar la pérdida. 

Loading the player...

Este mismo martes la familia Bettencourt- Meyers y el gigante de los cosméticos L'Oréal han anunciado una donación que ascenderá también a los 200 millones de euros, según el diario francés 'Libération'. A esos habría que sumar otros 100 millones más comprometidos por la petrolera francesa Total. 

Aún es difícil calcular cuánto podría costar la reconstrucción del emblemático monumento, pero además de las grandes fortunas, miles de ciudadanos anónimos e importantes instituciones han mostrado ya su diposición a colaborar, y hay varias iniciativas de recaudación abiertas en Internet. La directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, mostró su "inmensa emoción" por el incendio que devastó buena parte de la cubierta de la catedral de Notre Dame de París, al tiempo que ofreció el apoyo de su institución para su restauración. "La Unesco sigue de cerca la situación y está al lado de Francia para salvaguardar y rehabilitar este patrimonio inestimable", escribió en su cuenta de Twitter Azoulay, antigua ministra francesa de Cultura.

Millonarios Francia (Getty Images)

Bernard Arnault y François-Henri Pinault han donado en total 300 millones de euros (Getty Images).

El ministro de cultura francés, Franck Riester, en declaraciones recogidas por 'Le Figaro', ha adelantado esta mañana que "el estado asumirá parte de su responsabilidad", pero ha recordado también que se trata de un "drama excepcional" y por ello ha hecho un llamamiento a la solidariad general. "Necesitamos a todo el mundo". Por su parte, la presidenta de la región de Ile de France, Valérie Pécresse, ha avanzado que desbloqueará diez millones de euros de ayuda de emergencia para participar en la reconstrucción del monumento.

EN IMÁGENES: Así ha quedado la catedral de Notre Dame tras el devastador incendio

Los 400 efectivos desplegados en la zona continuarán trabajando para enfriar la estructura de la catedral, que junto a las dos torres se ha salvado después de que la aguja se derrumbara tras ser pasto de las llamas. El incendio, que comenzó poco antes de las 19.00 de la tarde (hora local) aparentemente de forma accidental, pudo originarse en el techo de la catedral, tal y como han explicado los bomberos de la capital gala.