El asesino de Laura Luelmo se plantea pedir su puesta en libertad por un incidente durante su confesión

Su abogado asegura que estudia solicitar un cambio en las medidas cautelares impuestas a Bernardo Montoya

por Tu otro diario /


La primera declaración de Bernardo Montoya ante el juez, en la que confesaba ser el autor del asesinato de Laura Luelmo, no quedó grabada. No estaba conectado el cable de audio al equipo informático. Según la Fiscalía, esto no afectará al proceso porque hay una transcripción elaborada por una letrada de la Administración de Justicia. Sin embargo, su defensa estudia solicitar su puesta en libertad basándose en este error, en la supuesta vulneración de garantías procesales y en que Montoya ha realizado una declaración exculpatoria en la que sostiene que fue su exnovia la que mató a la joven zamorana.

Bernardo Montoya

Bernardo Montoya, conducido a los juzgados por agentes de la Guardia Civil (A. Pérez/Europa Press).

Según han indicado fuentes de la Fiscalía a Europa Press, la transcripción de la declaración, en la que Bernardo Montoya aseguraba ser el autor del crimen de la joven zamorana en El Campillo (Huelva), tiene "la misma validez" que una grabación de audio si bien han apuntado que ésta "no tiene la literalidad y la apreciación" que el audio en sí. En ese sentido, el Ministerio Público ha señalado que anteriormente no existía esta tecnología y las transcripciones eran la prueba válida de las declaraciones en las instrucciones y los juicios.

RELACIONADO: En su última declaración ante el juez, el asesino confeso cambió su versión y culpó a una expareja suya

Sin embargo, el representante legal de Bernardo Montoya, Miguel Rivera, ha indicado a Europa Press que ante la situación de que no se haya registrado esa confesión y habiendo una segunda declaración exculpatoria del propio Montoya no descarta pedir para éste su puesta en libertad. En esa línea, el abogado defensor ha señalado que esta circunstancias unidas a que algunas garantías procesales "brillan por su ausencia" por lo que no descarta pedir "una u otra medida". Así, ha señalado que el próximo lunes anunciará el próximo paso a dar en su estrategia de defensa.

Casa asesino El Campillo

La calle donde ocurrieron los hechos, acordonada en los días posteriores (GTresonline).

Bernardo Montoya sigue interno en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), tras su ingreso la madrugada del día 22 de diciembre en el módulo de enfermería del centro penitenciario de Huelva con un interno de apoyo para reforzar su vigilancia. No obstante, dada la entidad del delito investigado en el caso se ha considerado oportuno su traslado de la provincia de Huelva.

RELACIONADO: Más noticias sobre este caso que conmocionó a la sociedad española en diciembre del año pasado

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino decretó ese sábado 22 a las tres de la madrugada el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Bernardo Montoya. La jueza lo investiga, por el momento, por los presuntos delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.