Juana Rivas presenta dos nuevas denuncias contra su expareja por presuntos malos tratos a sus hijos

Las presuntas agresiones se habrían producido presuntamente en las últimas semanas

por Tu otro diario /


La 'madre de Maracena', Juana Rivas, ha presentado dos nuevas denuncias contra Francesco Arcuri, su expareja, por presuntos malos tratos a los hijos de 12 y 6 años de ambos. Lo ha hecho solo unos días después de que la Fiscalía italiana archivara otras ocho denuncias contra Arcuri por ver "falta de fundamento" en los hechos denunciados, "inconsistencia de las acusaciones" y ausencia de pruebas en las mismas, según figura en el documento del Fiscal.

Juana Rivas

Juana Rivas sale de un juzgado español el pasado mes de octubre (Cordon Press)

Rivas ha acudido a los juzgados de Cagliari (Italia) con dos partes de lesiones con los que pretende demostrar nuevas agresiones de su expareja a los menores. Estos hechos se habrían producido en las últimas semanas, como adelanta 'El Mundo'.

RELACIONADO: Italia archiva ocho denuncias por maltrato de Juana Rivas contra su expareja

Los niños viven con Arcuri desde agosto de 2017, poco después de que su madre entregara a los pequeños tras haber desaparecido con ellos para evitar precisamente que se fueran a Italia con su padre. Un tribunal de Cagliari concedió, además, la custodia exclusiva de los niños al progenitor el pasado mes de marzo.

El archivo de las ocho denuncias y la entrega de la custodia exclusiva de los niños al padre son solo dos de los numerosos varapalos judiciales con que se está topando Rivas desde que decidiera huir con sus hijos en julio de 2017 y los tres estuvieran en paradero desconocido durante un mes. Esa decisión le ha supuesto ser condenada a cinco años de prisión por sustracción de menores. 

Juana Rivas y sus hijos

Juana Rivas junto a sus hijos en una imagen anterior a su desaparición con ellos en verano de 2017 (EFE)

La abogada de Rivas ha criticado en más de una ocasión que los juzgados italianos han emitido sentencia basándose en un informe pericial según el cual los pequeños padecen el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP), que se produce cuando uno de los progenitores manipula a su hijo para que sienta aversión por el otro.

En España, el Consejo General del Poder Judicial ha advertido que ese síndrome carece de base científica. Mientras, Juana Rivas ha insistido todo este tiempo en que no se escucha a los niños en ningún sitio.