Irán cierra filas en torno a la Guardia Revolucionaria y amenaza a Estados Unidos

La primera medida adoptada por Teherán, respaldada por los distintos órganos de poder, fue reconocer el lunes a EEUU como "patrocinador del terrorismo

por EFE /


Irán cerró este martes filas en torno a los Guardianes de la Revolución, designados por Washington grupo terrorista, y advirtió a Estados Unidos de las peligrosas consecuencias de esta decisión sin precedentes. La primera medida adoptada por Teherán, respaldada hoy por los distintos órganos de poder, fue reconocer el lunes a EEUU como "patrocinador del terrorismo" y a sus tropas desplegadas en Oriente Medio como grupo terrorista.

iran09-efe

El presidente iraní, Hasán Rohani, pronuncia un discurso en su visita a una central nuclear en el Día Nacional de Tecnología Nuclear, este martes, en Teherán (Irán). (EFE/ Oficina Presidencial de Irán)

"Los complots hostiles de EEUU contra los Guardianes de la Revolución y contra Irán no llegarán a ninguna parte y tendrán un resultado indeseado", subrayó el líder supremo iraní, Ali Jameneí, en una reunión con efectivos de este cuerpo de elite y sus familias. El líder destacó que la Guardia Revolucionaria está "en la línea de frente en la lucha contra los enemigos" de la Revolución Islámica y que EEUU fracasará en sus intentos de limitar el poder de Irán en la región.

RELACIONADO: EE.UU. anuncia que el 'califato' del Estado Islámico ha sido eliminado en Siria

También el presidente iraní, Hasan Rohaní, defendió en un discurso el "rol crucial y de liderazgo" en la lucha en Siria e Irak contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) de los conocidos como "Sepah" en farsi, una rama de las Fuerzas Armadas iraníes. Ese papel "ha enfadado" a Washington, según Rohaní, quien denunció que EEUU ha fomentado "la propagación del terrorismo en el mundo" y que las tropas estadounidenses "siempre han sido una fuerza de intervención en la región".

Para el presidente, la decisión de Washington es "un error" y todos sus "complots" para romper la unidad de Irán han fracasado: "Desde ahora la popularidad de los Guardianes va a crecer entre el pueblo de Irán", señaló durante una ceremonia. Estas palabras fueron acogidas por los asistentes a la ceremonia, organizada con motivo del Día Nacional de la Tecnología Nuclear, con aplausos y gritos de "¡Muerte a EEUU y muerte a Israel!". "La nación iraní está unida contra ustedes (los estadounidenses)", afirmó Rohaní, una frase respaldada por el Parlamento en un acto simbólico en esta jornada, en la que un grupo de diputados se vistió con el uniforme de los Guardianes.

Esta muestra de solidaridad también tuvo su repercusión en redes sociales como Twitter, donde muchos internautas iraníes están usando las etiquetas en farsi #yotambiénsoySepah y, en inglés, #losGuardianessonuncuerpodeseguridad. La Guardia Revolucionaria, creada después del triunfo de la Revolución Islámica de 1979 para proteger al sistema teocrático chií, es la organización militar más poderosa de Irán y tiene una gran influencia política y económica en el país.

RELACIONADO: Al menos 20 muertos en un atentado contra la Guardia Revolucionaria Iraní

También tiene un destacado peso en Oriente Medio, ya que ha enviado en los últimos años a asesores militares a Siria e Irak para ayudar en la lucha contra el EI, al tiempo que ha apoyado a diversas milicias chiíes, como el grupo libanés Hizbulá. La presencia en Siria de la Guardia Revolucionaria preocupa especialmente a EEUU y a Israel, así como sus misiles, que con un rango de hasta 2.000 kilómetros pueden alcanzar tanto el Estado hebreo como las bases militares estadounidenses en Oriente Medio.

A las tropas de EEUU se refirió el viceministro iraní de Exteriores, Abas Araqchí, quien indicó que "pueden ocurrir incidentes" entre esas fuerzas y los Guardianes en el golfo Pérsico. "La reciente decisión de EEUU es un error político y estratégico que intensifica la tensión entre Teherán y Washington y recibirá una respuesta contundente y clara", dijo Araqchí.

Las consecuencias de este nuevo "statu quo" son impredecibles, ya que es la primera vez que EEUU designa grupo terrorista a los militares de otro país y que Irán hace lo mismo con el Mando Central de Estados Unidos CENTCOM, encargado de las operaciones militares en Oriente Medio. El presidente estadounidense, Donald Trump, justificó ayer que la Guardia Revolucionaria "participa, financia y promueve el terrorismo como una herramienta estatal", y amenazó con sancionar a los que hagan "negocios" con este cuerpo militar.

Por su parte, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán apostilló que el CENTCOM es "responsable de implementar las políticas terroristas del gobierno de EEUU en la región de Asia Occidental" y que la decisión de Washington respecto a los Guardianes es "ilegal y peligrosa".

El Gobierno estadounidense ha impuesto sanciones en los últimos años a decenas de entidades e individuos afiliados a los Guardianes, pero nunca a la organización en su conjunto. La Guardia Revolucionaria todavía no se ha pronunciado, aunque su comandante en jefe, Mohamad Ali Yafarí, ya amenazó hace dos días a EEUU con que, llegado el caso, sus tropas "no experimentarían tranquilidad y paz en Oriente Medio".